Un policía sostiene una de las armas encontradas en el lugar del tiroteo
Un policía sostiene una de las armas encontradas en el lugar del tiroteo - REUTERS
Según la CNN

Uno de los autores del tiroteo de California había contactado con terroristas investigados por el FBI

Barack Obama no descarta el terrorismo como motivo de la refriega en San Bernardino que dejó 14 muertos y 21 heridos

Actualizado:

Uno de los autores del tiroteo del centro de servicios sociales de San Bernardino, Syed Rizwan Farook, se había radicalizado recientemente y había mantenido contactos por teléfono y redes sociales con terroristas investigados por el FBI, informa la «CNN» citando a funcionarios policiales. Aunque no se descartan factores relacionados con su trabajo, ya que fue contra sus compañeros contra los que disparó.

Los dos autores del tiroteo muertos ayer miércoles han sido identificados como Syed Farook, un varón de 28 años y nacionalidad estadounidense, y su esposa Tashfeen Malik, de 27 años y nacida en Pakistán.

Lo que parecen tener claro, por la forma en que actuó la pareja, casada desde hace dos años y padres de una niña de seis meses, es que no actuaron de forma espontánea. «No creo que cogieran las armas y el equipamiento táctico en un arrebato», ha afirmado el jefe de la Policía de San Bernardino, Jarrod Burguan.

«Estas personas vinieron preparadas para hacer lo que hicieron como si estuvieran de misión», ha añadido, precisando que además en el lugar del tiroteo se han encontrado artefactos explosivos de fabricación casera. Ante estos datos, Burguan había indicado que «no se ha descartado que sea terrorismo».

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha afirmado este jueves que es «posible» que el tiroteo que dejó al menos 14 muertos y 21 heridos este miércoles en San Bernardino, en California, en el suroeste de EE.UU., estuviera relacionado con el terrorismo, y aseguró que el FBI llegará «hasta el fondo» de lo sucedido.

«Es posible que estuviera relacionado con el terrorismo, pero aún no lo sabemos. Es posible que estuviera relacionado con el lugar de trabajo» de uno de los autores del tiroteo, dijo Obama en una declaración a la prensa desde el Despacho Oval de la Casa Blanca.

El gobernante declaró que, a partir de ahora, la del tiroteo es «una investigación del FBI» (siglas del Buró Federal de Investigaciones, la policía federal de EE.UU.), que cooperará con las autoridades locales para determinar el móvil del ataque.

«En este momento no sabemos todavía por qué ocurrió este terrible suceso», indicó Obama después de ser informado de los últimos detalles por la fiscal general de EEUU, Loretta Lynch, y el director del FBI, James B. Comey.

El FBI en cambio considera todavía prematuro especular sobre las motivaciones del ataque de la pareja que mató a 14 personas en San Bernardino, según ha asegurado un responsable de la agencia en California. «Sería irresponsable por mi parte llamarlo acto de terrorismo».