El mandatario británico, David Cameron, este lunes en el Parlamento inglés
El mandatario británico, David Cameron, este lunes en el Parlamento inglés - REUTERS

Aumentan los ataques contra polacos y musulmanes en Reino Unido tras la victoria del Brexit

El primer ministro británico, David Cameron, ha expresado su rechazo a los ataques que están sufriendo dos de las comunidades de inmigrantes más numerosas de Gran Bretaña

LONDRESActualizado:

Los líderes de los polacos y de los musulmanes en Reino Unido han expresado su desconcierto este lunes tras conocer las agresiones racistas que han sufrido sus compatriotas en la nación británica. La oleada de violencia se ha desatado después de que en el referéndum del pasado 23 de junio ganase la opción de salir de la Unión Europea (UE), que tiene la política antiinmigración como uno de sus pilares fundamentales.

El número de denuncias por crímenes racistas se ha incrementado un 57 %, según ha informado el diario británico de «The Guardian».

La policía asegura que, tres días después de la votación, se produjeron agresiones en el centro del país y se encontró una pintada ofensiva en el Centro Cultural Polaco de Londres.

Además, varios gruppos islámicos afirman que desde la victoria del Brexit han aumentado los incidentes contra los musulmanes en el país.

También este lunes, tras conocer lo que estaba ocurriendo, el primer ministro británico, David Cameron, ha condenado los ataques en su discurso en el Parlamento.

«En los últimos días hemos visto los deplorables graffitis que se han hecho en las paredes del centro comunitario polaco. También hemos sido testigos de las agresiones verbales que han soportado algunos individuos por pertenecer a una minoría étnica» ha dicho Cameron. Una declaración a la que ha añadido: «No permitiremos crímenes de odio ni este tipo de ataques».

La comunidad polaca en Gran Bretaña es muy grande desde la Segunda Guerra Mundial y ha crecido aún más desde que Polonia se unió a la UE en 2004. Cerca de 790.000 polacos viven en Reino Unido, según las estadísticas de 2014. Constituyen la comunidad más grande de inmigrantes de segunda generación en el país, después de la hindú.