EFE

El atacante de la estación de Bruselas se llama Oussama Zariouh y era conocido por delitos sexuales

Se trata de un marroquí de 36 años vecino del barrio bruselense de Molenbeek. En la maleta que detonó llevaba clavos y pequeñas botellas de gas

BruselasActualizado:

La Fiscalía federal belga confirmó hoy que el presunto terrorista que hizo estallar anoche una pequeña carga explosiva en la estación Central de Bruselas y que fue abatido por militares se llama Oussama Zariouh y es un ciudadano de 36 años y origen marroquí al que no se le había detectado hasta ahora ninguna vinculación con el terrorismo islamista.

El sospechoso, que murió abatido tras intentar detonar una carga explosiva, vivía desde 2013 en el municipio bruselense de Molenbeek-Saint-Jean y llegó a regentar una tienda de telecomunicaciones en esta zona, según fuentes citadas por la cadena RTL. También había trabajado como instalador.

El portavoz del Ministerio público Eric Van der Sypt confirmó también en rueda de prensa que la maleta que detonó el atacante llevaba «clavos y pequeñas botellas de gas», pero que no portaba ni armas de fuego ni cuchillos, ni tampoco un cinturón con explosivos, como apuntaron medios locales en un primer momento. Tras la explosión «parcial» de la maleta que portaba, atacó a un soldado que patrullaba la zona al grito de 'Allah Akbar' («Alá es grande»). Fue este militar quien le abatió.

El supuesto terrorista es conocido por la Justicia por haber cometido delitos sexuales pero no por anteriores actos terroristas, según el diario belga «De Tijd». También prestó refugio de presuntos autores de atentados como los de noviembre de 2015 en París o los de Bruselas en marzo del año pasado. La RTBF asegura que el sospechoso no figuraba en ningún dossier terrorista aunque sí era conocido por «otros delitos».

Hacia las 20.30 (18.30 GMT) del martes se produjo una pequeña explosión en la estación de trenes más céntrica de la capital belga y el presunto autor fue neutralizado por militares que patrullaban la zona. Poco después la Fiscalía confirmó que el supuesto atacante murió a causa de las heridas y su cadáver fue levantado esta mañana, constató la agencia Belga. Por otra parte, Bruselas ha incrementado las medidas de seguridad «a título preventivo» tras el intento atentado en su estación más céntrica, a sólo unos metros de la turística Grand Place.

Las autoridades anunciaron una «visibilidad y presencia aumentadas de los servicios de seguridad» en las estaciones de tren y metro. Por su parte, el órgano de coordinación para el análisis de las amenazas (OCAM) confirmó que el nivel de alerta se mantiene en tres sobre cuatro, lo que significa que un atentado es «posible y probable». El tráfico ferroviario se ha reanudado esta mañana en la estación Central, así como los servicios de metro.