El submarino ARA San Juan, antes de salir del puerto de Buenos Aires - REUTERS

La Armada argentina recibe al menos 7 intentos de comunicación emitidos desde el submarino perdido

El Ministerio de Defensa ha asegurado que estas tentativas se realizaron por satélite y duraron entre 4 y 36 segundos

Corresponsal en Buenos AiresActualizado:

En el fondo de los corazones y quizás del océano, asomó cierta esperanza de localizar y rescatar sanos y salvos a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. Siete llamadas realizadas con teléfonos satelitales y detectadas por el Ministerio de Defensa la noche del sábado dibujaron este nuevo escenario, más cerca del optimismo que de hipótesis trágicas pese a no estar confirmado que los intentos de comunicación partieran de la nave, en paradero desconocido desde el pasado miércoles.

«Las llamadas tuvieron una duración de entre 4 y 36 segundos. Fueron recibidas entre las 10.52 y las 15.42 en distintas bases de la Armada, aunque no llegaron a establecer contacto». El párrafo pertenece al comunicado oficial de la Marina. En el mismo se detalla «la colaboración de una empresa estadounidense especializada en comunicación satelital» que trabaja en «determinar la ubicación precisa del emisor de las señales ante la presunción de que podría tratarse del submarino que lleva a bordo 44 tripulantes».

La Marina de Estados Unidos, por su parte, precisó en un comunicado las tareas que desarrolla por medio de su «Comando de Rescate Submarino (URC) por sus siglas en inglés». Se trata de «tres aviones estadounidenses C-17 Globemaster III y un C-5 Galaxy» que transportan «la Cámara de Rescate Submarino (SRC por sus siglas en inglés) y el vehículo operado a distancia (ROV) para la intervención submarina».

Llegada a Argentina

Otro de los recursos puestos a disposición para el rescate del submarino es el «Módulo de Rescate Presurizado (PRM)» junto a un equipo de apoyo. Ambos, está programado que lleguen a Argentina en los próximos días.

De todos los dispositivos operativos que utiliza Estados Unidos, el que concentra mayos atención es el SRC, «una cámara de rescate McCann diseñada durante la Segunda Guerra Mundial y que todavía se usa en la actualidad». Puede rescatar hasta seis personas a la vez y «llegar a un submarino de fondo a profundidades de 850 pies». El otro, el PRM puede sumergirse hasta 2.000 pies para acoplarse a un submarino instalado en el fondo del océano hasta un ángulo de 45 grados «tanto en cabeceo como en balanceo». Asimismo, según el comunicado, «el PRM puede rescatar hasta 16 personas a la vez». Ambos activos «son operados por dos miembros de la tripulación y se acoplan al submarino sellando la escotilla del mismo, lo que permite a los marineros trasladarse con seguridad a la cámara de rescate». Como parte de este despliegue ya sobrevuelan las aguas del Atlántico sur un avión de usos múltiples P-8A Poseidón de la Armada y otro de investigatción P-3 de la Nasa.