El presidente Mauricio Macri y Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa
El presidente Mauricio Macri y Mariano Rajoy en el Palacio de la Moncloa - JAIME GARCÍA

Argentina incentiva a sus Pymes a «cruzar el Atlántico» y apostar por España

Esta semana han viajado diez emprendedores para participar en un concurso en el que recibirán asesoramiento y ayuda para dar sus primeros pasos en el país ibérico

MadridActualizado:

La mejora de los vínculos entre Argentina y España es uno de los objetivos que se propuso el presidente de gobierno de la nación latinoamericana, Mauricio Macri, desde su llegada al poder en diciembre de 2015. Una clara prueba de ello fueron las dos visitas de Estado al país ibérico –del mismo mandatario, en febrero y de Horacio Rodríguez Larreta, el Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires en mayo- que tuvieron lugar en los primeros seis meses de este año.

Un nuevo paso en este sentido es el fuerte incentivo que se está haciendo en estos días para que los emprendedores argentinos tomen a esta nación como un destino para desarrollar e implementar sus proyectos. La iniciativa «Acelerar España» es una importante apuesta en esta dirección. Se trata de un concurso en el que compiten un grupo de startups argentinas para obtener apoyo logístico para la puesta en marcha de sus empresas en tierra ibérica durante cinco meses. Además, se les brinda asesoramiento para dar sus primeros pasos en el país.

Leandro Sigman, presidente de la Cámara Empresarial Argentina en España (CEAES), señala que se eligió este momento para impulsar el proyecto por «una combinación de dos factores: buenas perspectivas económicas en el país europeo y un cambio de rumbo en la cámara, enfocado más a Pymes y startups».

Para impulsar a los emprendedores a «cruzar el charco», también se les ofrece asesoramiento en materia de derecho. «Contamos con un equipo interdisciplinario que ayudará en los aspectos legales, fiscales, societarios y de recursos humanos», prometen desde CEAES, entidad que organiza el certamen. Por este motivo, esta semana llegaron a España 10 emprendedores argentinos que fueron seleccionados sobre 508 startups. Sólo dos de ellos resultarán ganadores.

Por otro lado, el atractivo que genera este mercado es destacable: de acuerdo con el último informe de Accenture, que mide el Índice de Percepción de España en los Mercados Financieros, «en los últimos años, la tendencia de recuperación de nuestra imagen es muy positiva y nos devuelve a niveles de 2009». El año pasado, este índice se disparó 10 puntos en apenas tres meses, alcanzando en septiembre un pico del 86%, según publicó Accenture.

Un puente transatlántico

La apuesta de Argentina ahora consiste en generar un vínculo de «doble vía» con su par transatlántico: convencer a los empresarios ibéricos de que inviertan en las tierras del tango y, a la vez, seducir a los emprendedores de su país para que expandan sus negocios por fuera de las fronteras del Atlántico. En este sentido, Sigman indica que existen tres razones por las que España se vuelve un mercado atractivo: «Culturalmente son países cercanos, para las empresas latinoamericanas es la puerta de entrada a Europa y se trata de un país con cultura emprendedora y apoyo gubernamental a las Pymes». De acuerdo con el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad de España, otras ventajas del país ibérico residen en que se trata de una «economía atractiva y abierta, que es referencia de negocios internacionales del mercado global y ofrece incentivos y apoyo a la inversión».

A este lado del Atlántico, también existe interés en fomentar este lazo. «Las relaciones con nuestros hermanos de Iberoamérica son cruciales. Vivimos con especial interés y esperanza el nuevo clima de amistad abierto entre ambos países, que seguirán caminando juntos por mucho océano que nos separe y por difíciles que sean o hayan sido los problemas que nos afecten», indica Carlos Espinosa de los Monteros, alto comisionado para la Marca España.

Un aspecto que tienen en común las startups argentinas que lograron convertirse en finalistas de «Acelerar España» es que muchas de ellas realizan una fuerte apuesta por la sustentabilidad. Es el caso de Agro Sustentable, una distribuidora de productos bio-tecnológicos orgánicos para la agricultura y Xinca, una firma de calzado que fabrica zapatos con residuos de la fabricación de neumáticos. «Desarrollamos calzado a partir del reciclaje y la reutilización», se define la propia empresa en su página de Internet.

Una de las particularidades de este certamen es que, a diferencia de otras ocasiones en las que sólo viajan firmas originarias de Buenos Aires, en esta ocasión también hay una presencia importante de empresas de otras provincias del país.

Las ganadoras del certamen han sido Vacavaliente, marca de diseño de productos sustentables, y Bacan, un shopping a domicilio de indumentaria y accesorios.

Nueva etapa

El cambio en las relaciones entre España y Argentina en los últimos tiempos se evidencia no sólo por las sucesivas visitas de los funcionarios que cruzan el Atlántico con el objetivo de presentar al país andino como una «meca» para invertir.

En paralelo a los vuelos diplomáticos, en el empresariado también se están desarrollando distintas iniciativas debido al interés que hay –de las dos partes- en afianzar los lazos entre ambas naciones. En este sentido, la semana pasada tuvo lugar el «Encuentro Argentina», en el cual representantes de los dos países se reunieron para tratar cuestiones vinculadas con beneficios tributarios para empresarios ibéricos que inviertan en la nación del tango.

Dos de los invitados de lujo de la jornada fueron José Ignacio De Mendiguren, congresista argentino y Vocal de la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto, y Guillermo Hirschfeld, consejero de la Embajada Argentina ante el Reino de España.

«Ambas naciones trabajarán para fortalecer esta nueva relación que nos permita comunicarnos más, comprendernos mejor e intensificar nuestros flujos exportadores e inversores», apunta Espinosa de los Monteros. Y concluye que el desafío pasa por la conciliación de «la dimensión racional y emocional de una relación compleja pero, sin duda, enriquecedora entre países hermanos».