Internacional

Un antiguo guardia de Auschwitz pide perdón a las víctimas

«Me avergüenzo de haber dejado que ocurrieran tantas injusticias y no haberme opuesto a ellas», ha declarado Reinhold Hanning, de 94 años, en su juicio

Reinhold Hanning, guardia en su día en Auschwitz, durante su juicio - AFP
AGENCIAS - @ABC_ES Detmold (Alemania) - Actualizado: Guardado en: Internacional

Un guardia de Auschwitz, de 94 años, juzgado durante estas semanas en Alemania, ha pedido perdón a las víctimas este viernes, y ha mostrado su arrepentimiento por haber pertenecido a una «organización criminal».

«Me avergüenzo de haber dejado que ocurrieran tantas injusticias a sabiendas y no haberme opuesto a ellas», ha declarado Reinhold Hanning, un antiguo oficial de las SS, en el juzgado en Detmold. Hanning está acusado de haber sido cómplice en el asesinato de 170.000 personas.

Algunos supervivientes del Holocausto detallaron sus experiencias en el juicio que se abrió en febrero y han pedido al acusado que rompiera su silencio, en el que puede ser uno de los últimos juicios por el Holocausto en Alemania. Hanning ha acabado rompiendo su silencio, el cual guardó a lo largo de 12 audiencias, cada una limitada a un tiempo de dos horas debido a su avanzada edad.

Leyendo un papel que ha sacado de su traje, ha declarado: «Quiero deciros que me arrepiento profundamente de haber formado parte de una organización criminal responsable de la muerte de muchas personas inocentes, la destrucción de familias, la miseria y el tormento y sufrimiento de las víctimas y sus familiares. He guardado silencio demasiado tiempo, he guardado silencio toda mi vida», ha añadido.

Justo antes, su abogado, Johannes Salmen, ha entregado un informe sobre la forma en la que su defendido valoraba su tiempo en Auschwitz. En este documento Hanning ha admitido que conocía que se estaban llevando a cabo asesinatos en masa en el campo situado en la Polonia ocupada.

Auschwitz fue una pesadilla

«He intentado reprimir este periodo toda mi vida. Auschwitz fue una pesadilla, ojalá nunca hubiera estado allí», ha declarado Hanning, según su abogado. Tal y como ha asegurado, el acusado fue enviado al campo de concentración tras haber sido herido en una batalla y tras haber pedido su reincorporación en el frente. Petición que fue denegada en dos ocasiones.

«Acepto su disculpa pero no puedo perdonarle», ha declarado Leon Schwarzbaum, un superviviente del Holocausto, de 95 años y uno de los que interpusieron la querella. Aseguró que Hanning tenía que haber dicho todo lo que pasó en Auschwitz y en qué participó.

«Acepto su disculpa, pero no puedo perdonarle»Leon Schwarzbaum, superviviente del Holocausto

Aunque a Hanning no se le ha acusado de haber participando directamente en los asesinatos, los fiscales le acusan de haber facilitado la matanza como guardia del campo en el que asesinaron a 1,2 millones de personas, la mayoría judíos. El precedente de esta acusación se estableció en 2011, cuando otro guardia del campo, Ivan Demjanjuk, fue condenado.

Hanning ha sido acusado por la fiscalía de Dortmund, así como por 40 personas de Hungría, Israel, Canadá, Reino Unido, Estados Unidos y Alemania. Todo apunta a que Hanning se unió a las SS con 18 años en 1940 de manera voluntaria, aunque él ha asegurado que su madre, una miembro del partido Nazi, le obligó a unirse.

El veredicto se espera que sea pronunciado el 27 de mayo. Este juicio en Alemania podría ser uno de los últimos juicios sobre el Holocausto en el que más de seis millones de personas, en su mayoría judíos, fueron asesinados por el régimen nazi.

Además de Hanning, un hombre y una mujer de aproximadamente 90 años de edad han sido acusados de ser cómplices del asesinato de cientos de personas en Auschwitz. Otro hombre, que había sido miembro de las SS, murió este mes con 93 años de edad, unos días antes de que su juicio empezara.

Toda la actualidad en portada

comentarios