Internacional

Ángel Oropeza: «Este acto de desobediencia civil es el más grande de América Latina»

El secretario político de la MUD está convencido de que esta consulta es un paso más para forzar la salida de Maduro del poder y la creación de un gobierno de unidad

El secretario político de la MUD, Ángel Oropeza
El secretario político de la MUD, Ángel Oropeza

El psicólogo social Ángel Oropeza es el secretario político de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) desde el mes de febrero, cuando la coalición opositora decidió reestructurar su organización en tres secretarías: política, social y técnica. Como estratega su misión es coordinar a los partidos con los sectores sociales que ahora tienen un papel protagónico y activo en la alianza.

Los resultados de esa alianza se han coronado con la realización de la consulta popular «El pueblo decide», una experiencia única, inédita e histórica que ha llevado a millones de venezolanos a las urnas a expresar su opinión contra el régimen de Nicolás Maduro sin el concurso de los órganos electorales oficiales.

¿Cómo en tan poco tiempo organizaron una consulta de esa magnitud?

No teníamos la capacidad técnica ni los recursos para montar más de 14.500 mesas electorales, cuando lo normal era tener unas 45.000 para unas elecciones. Tenemos una infraestructura para recibir unos cuantos millones de votantes.

¿Y las trabas?

Hubo mucha emoción y expectativas para la votación de la consulta a pesar de las amenazas del Gobierno de despedir a los trabajadores y quitarles la bolsa de comida, ponerles trabas a los periodistas y censurar a los medios.

¿La consulta es una oportunidad para que los venezolanos se desquiten del referéndum revocatorio presidencial frustrado el año pasado?

Es mucho más que eso. No es una venganza porque nos robaron el revocatorio presidencial. Es mucho más que eso, la gente decidió: a mí no me van a robar el país. Este acto de desobediencia civil es el más grande de América Latina y del continente americano.

¿Cuánto tiempo tuvieron para organizar la consulta?

Apenas dos semanas. Comenzamos el 3 de julio, por lo que hemos tenido 13 días para ser más exactos. Esta no es una propuesta de la MUD sino de todo el país, de la sociedad civil, que la han planteado los estudiantes, empresarios, la Iglesia, trabajadores, artistas, deportistas y jóvenes junto con los partidos. Es un sector muy grande que pidió hacer la consulta.

¿Qué pasará si el régimen no acata el mandato popular del domingo?

Es posible que no lo acate y es probable que el régimen intente modificar la realidad, pero el Gobierno sabe que su Constituyente es inviable. El problema no es que quiera o no asumir el mandato popular sino que la realidad política se impondrá con fuerza.

¿Quedará la consulta como algo simbólico?

No es para nada simbólico. Es más, el artículo 70 de la constitución habla de mecanismos vinculantes con la participación ciudadana, los referéndum consultivos y revocatorios. La consulta es legal, constitucional y vinculante y el Gobierno debe acatarla. Ahora la Asamblea Nacional y el Ministerio Público la van a acatar.

¿Y si el Ejecutivo y los demás poderes rechazan la consulta?

Entonces seguiremos presionando con la protesta.

¿Qué pasará el día 30 si aprueban la Constituyente con cuatro gatos?

Antes de esa fecha el Gobierno deberá retirar su proyecto. Pero si continúa en su tozudez entonces estará cavando su propia tumba porque la constituyente nacerá muerta con tan pocos votos. Incluso la gran mayoría del chavismo está en contra de su proyecto.

¿La consulta servirá también como una especie de censo para saber cuántos venezolanos han emigrado al exterior en los 18 años de chavismo?

Claro que sí, es importante tener una cifra estimada de venezolanos en el exterior. Mucha gente se marchó no porque quisiera sino obligada por la acción del hampa y por razones económicas y políticas. Todos quieren un cambio.

¿La tercera pregunta de la consulta supone la formación de un gobierno paralelo o de transición?

No es un gobierno paralelo, lo que estamos buscando es que este gobierno caiga. El Gobierno de Maduro tiene un rechazo de 85 por ciento y cuando caiga se formará un gobierno de unidad nacional. Algunos cosas serán de transición, como medidas de emergencia y de rescate del país. En un gobierno de unidad nacional no habrá nada de represalias o revancha. Pero esta gente saldrá del poder para darle paso a un nuevo gobierno de unidad.

¿Y si Maduro no renuncia?

Ningún gobernante en ninguna parte renuncia al cargo. Estamos creando las condiciones viables para que salga del poder.

¿Entonces está en las manos de Maduro la decisión de dejar el poder?

No, en absoluto. Está en las manos del pueblo. Ya Maduro ha perdido al pueblo y el apoyo internacional y le queda una pequeña parte de la fuerza armada. No se trata de que acepte o no irse, sino de que es inviable su permanencia en el poder.

Toda la actualidad en portada

comentarios