Internacional

Albert Rivera desafía las amenazas de Cabello y entra en Venezuela

El líder de Ciudadanos aterriza en el aeropuerto Simón Bolívar y manda un primer mensaje a Pablo Iglesias: «Todos queremos ayudar al diálogo en Venezuela salvo Podemos»

Albert Rivera, junto a la esposa de Leopoldo López - EFE
Ludmila Vinogradoff / ABC Caracas - Actualizado: Guardado en: Internacional

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, llegó con un retraso de casi dos horas al aeropuerto internacional Simón Bolívar de Caracas, pero pudo pasar por migración sin problemas aparentes al igual que los periodistas que lo acompañaban.

En el aeropuerto lo recibió el embajador de España en Caracas, Antonio Martínez Hernández y Lilian Tintori, esposa del preso político Leopoldo López, entre otros.

Rivera ha declarado que los derechos humanos no tienen frontera. «Soy diputado y me gustaría que Venezuela disfrutara de libertad como la existe en España». Ha dicho que está «por el dialogo, no hay que buscar enemigos externos cuando hay conflictos internos. Estoy convencido de que Venezuela saldrá adelante y volverá a la prosperidad». Al preguntarle sobre su postura acerca del referéndum revocatorio que se está exigiendo contra el presidente, Nicolás Maduro, Rivera ha indicado que se trata de «una medida excepcional» pero que «también lo es la situación que vive Venezuela», por lo que «como mínimo, debe ser respetado».

El español ha recordado, como ya había realizado antes del viaje, que se había reunido con los expresidentes socialistas José Luis Rodríguez Zapatero y Felipe González y ha insistido en que «la mayoría de los partidos políticos democráticos» españoles están de acuerdo en «ayudar en el diálogo». «Salvo Podemos, por motivos obvios de apoyo al chavismo», ha remachado, en relación a la formación que dirige Pablo Iglesias.

Por su lado, Lilian Tintori elogió la valentía de Rivera de visitar el país a pesar de las amenazas de Diosdado Cabello de expulsarlo tan pronto arribara al aeropuerto Simón Bolívar. Rivera tenía previsto cenar con familiares de los presos políticos y alojarse en la residencia de la Embajada de España.

Rivera ha recordado que su agenda en el país estará «muy apretada» ya que su estancia «no llega a 48 horas». Este martes participará en un acto en la Comisión de Exteriores de la Asamblea Nacional y se reunirá con su presidente, Henry Ramos Allup. A éste le trasladará su disposición a reunirse con el Gobierno si alguno de sus miembros está dispuesto a ello, aunque ha reconocido que es improbable que acepten, puesto que altos cargos chavistas han llegado a hablar de no dejarle entrar en el país. «Voy a plantear a la junta directiva de la Audiencia Nacional la posibilidad de reunirnos con el Gobierno», ha afirmado, desde el aeropuerto de Maiquetía.

Si bien los periodistas le han recordado que no tiene invitación formal del Ejecutivo venezolano para entrar en el país, Rivera ha recordado que tiene «una invitación formal de la Audiencia Nacional» y que en su viaje no quiere «polemizar con nadie», sino «buscar diálogo y soluciones». En su segunda jornada también tiene prevista una reunión con otro opositor, Henrique Capriles, y con familiares de otros presos. Asimismo, se está organizando una reunión con españoles.

Toda la actualidad en portada

comentarios