Internacional

2.500 personas homenajean en Molenbeek a las víctimas de los atentados de París

Los vecinos de Molenbeek, considerado como el principal foco yihadista en Europa, pidieron a la comunidad internacional que no estigmatice todo el barrio

Un grupo de manifestantes del distrito de Molenbeek ponen velas en homenaje a las víctimas de París
Un grupo de manifestantes del distrito de Molenbeek ponen velas en homenaje a las víctimas de París - AFP
EFE Bruselas - Actualizado: Guardado en: Internacional

Alrededor de 2.500 personas se manifestaron este miércoles en el distrito bruselense de Molenbeek para homenajear a las víctimas de los atentados de París, hacer un llamamiento a la paz y para luchar en contra de la estigmatización social de este barrio multirracial.

Multitud de personas de todas las edades han colocado velas en recuerdo a las víctimas de los atentados de París en un mosaico con las letras de Molenbeek, y se han desplegado murales en homenaje a Francia que abogaban por la paz.

Durante el evento, al que asistieron 2.500 personas según el diario belga «Le Soir», también se oyeron cánticos en apoyo al barrio y de condena al terrorismo.

La manifestación, convocada por la asociación cultural De Vaartkapoen, se desarrolló con una fuerte presencia de la Policía, que efectuó controles de seguridad a todas las personas que se disponían a entrar a la plaza del Ayuntamiento, donde ha transcurrido el homenaje.

La familia de Salah Abdeslam, principal sospechoso de los atentados de París y sobre el que pesa una orden internacional de detención, ha colocado velas en la ventana de su domicilio en la plaza del Ayuntamiento en señal de homenaje a las víctimas.

Mohamed Abdeslam, hermano de Ibrahim Abdeslam, coloca velas en su balcón en Bruselas
Mohamed Abdeslam, hermano de Ibrahim Abdeslam, coloca velas en su balcón en Bruselas- REUTERS

Los vecinos de Molenbeek, considerado como el principal foco yihadista en Europa, pidieron a la comunidad internacional que no estigmatice un barrio en el que la mayor parte de sus habitantes son pacíficos y trabajadores.

Durante la celebración de este recuerdo multitudinario ha pronunciado un discurso la alcaldesa de Molenbeek, Françoise Schepmans, en el que insistió que el municipio «no es una base del yihadismo».

Latifah, una vecina de la comuna, opinó en declaraciones a Efe que las recientes publicaciones de medios de comunicación que definieron a Molenbeek como «la sede principal del Daesh en Europa» perjudican gravemente a todos los comercios y habitantes de la localidad, que deben enfrentarse ahora a prejuicios sociales.

«Molenbeek es un barrio normal, que destaca por su diversidad y en el que conviven en paz personas procedentes de todo el mundo», expresó la vecina.

Por otra parte, una asistente a la manifestación que prefirió no dar su nombre señaló a Efe que lleva nueve meses trabajando en Molenbeek y nunca ha tenido ningún incidente.

Toda la actualidad en portada

comentarios