Una venezolana paga su compra con bolívares en un mercado callejero de Caracas
Una venezolana paga su compra con bolívares en un mercado callejero de Caracas - reuters

En Venezuela una familia necesita 10 salarios mínimos para comprar la cesta básica

Actualizado:

Una familia venezolana de cinco miembros requiere de diez salarios mínimos para adquirir la llamada cesta básica, que actualiza precios y gastos en comida, vivienda, servicios y educación, según el Centro de Documentación y Análisis Social (Cendas) de la Federación Venezolana de Maestros. Esta instancia no gubernamental, que cada mes mide de manera extraoficial la evolución del coste de la «canasta básica familiar», aseguró que ésta se situó a finales de agosto en 78.611,65 bolívares, mientras que el salario mínimo se mantiene en 7.421,67, una relación de diez a uno.

Las cuentas de Cendas de marzo pasado reflejaron que entonces se requerían seis salarios mínimos para adquirir la cesta básica y ocho en julio. El salario mínimo mensual

equivale en la actualidad a 8,9 dólares (8 euros, 829 bolívares al cambio en el mercado negro), tasa que la especulación pretende hace valer a la hora de fijar precios al consumidor final, pese a leyes, normas y medidas policiales y administrativas para combatirla. El equivalente del salario mínimo es de 37,11 dólares según la cotización oficial más alta de 199,95 bolívares por dólar, y de 1.178 dólares si se considera la tasa más baja de 6,30 bolívares.

El Banco Central de Venezuela (BCV), encargado de difundir los indicadores de inflación y otros sobre el coste de la vida y de la economía, no los proporciona desde el cierre de 2014, lo que ha dado pie a la difusión de estadísticas extraoficiales.

Contracción del 4%

El líder opositor Henrique Capriles ha asegurado que la inflación en Venezuela se situó en septiembre en el 18% y que acumula un 142% en los primeros nueve meses del año. «Tenemos la inflación más alta del mundo» debido a «un modelo económico que no funciona», escribió en su columna dominical el también candidato opositor en las últimas elecciones presidenciales, celebradas en octubre de 2012 y abril de 2013.

El último dato oficial proporcionado por el BCV dio cuenta de que 2014 cerró con una inflación nacional cercana al 70% en relación a 2013 y una contracción de la economía de 4 puntos.