venezuela

Leopoldo López es condenado a casi catorce años de prisión

Los dirigentes de la oposición prometieron que saldrá en libertad el próximo año

Instantánea del opositor venezolano Leopoldo López - afp
ludmila vinogradoff - Corresponsal En Caracas - Actualizado: Guardado en: Internacional

La juez Susana Barreiros ha condenado a Leopoldo López a 13 años, 9 meses, 7 días y 12 horas de prisión en Ramo Verde. Tiene 10 días hábiles para apelar la decisión y de no proceder tendría la posibilidad de interponer un recurso de casación ante el Tribunal supremo de Justicia.

La juez le dictaminó culpable de los delitos de «instigación pública, asociación para delinquir y determinador en daños e incendio». La sentencia cayó como un balde de agua fría y se conoció a través de twitter mientras los cacerolazos en protesta rompían el frío silencio de la noche caraqueña.

Junto a López fueron juzgados 4 estudiantes menos Marco Coello que salió del país y pidió asilo a Estados Unidos. Barreiros también sentenció a los tres estudiantes enjuiciados. Christian Holdack fue condenado a 10 años y 6 meses de «medida sustitutiva» de casa por cárcel mientras que Demian Martín y Ángel González cargan con una condena de 4 años y 6 meses, pero no serán enviados a prisión.

A las nueve de la noche entró la juez Barreiros a la sala de audiencias en el Palacio de Justicia para leer la sentencia, con un retardo de más de una hora. Ningún medio de comunicación transmitió los resultados del juicio. Sólo a través de Twitter se conocieron los detalles de la audiencia y la sentencia. Así como las reacciones de los políticos.

La larga espera mantuvo en vilo a los venezolanos hasta las 22 horas. Mucho nervio para un resultado inesperado e indeseado.

En la audiencia final Leopoldo López terminó su intervención con un emotivo mensaje, diciéndole a la juez lo que haría este viernes si lo dejaba en libertad, «iría a mi casa a abrazar y besar a mis hijos, le diría a Manuela que voy a estar para su cumpleaños, le pediría nuevamente matrimonio a Lilian, compartiría con sus amigos y compañeros del partido y arrancaría nuevamente a recorrer todo el país. Y si la sentencia no es así, usted va a tener más miedo de leerla que yo de escucharla».

Su intervención de tres horas fue interrumpida tres veces y no le permitieron presentar su vídeo titulado «La Celada» o emboscada para defenderse en el juicio. El material documental se refiere a todo el proceso desde que convocó la protesta el 14 de febrero de 2014.

López pidió un minuto de silencio en honor al activista del partido Voluntad Popular, Horacio Blanco, de 72 años, que murió de un infarto por los golpes que le propinaron militantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) en las afueras del Palacio de Justicia.

Freddy Guevara, coordinador de Voluntad Popular, dijo que la muerte de Horacio Blanco fue un asesinato y responsabilizó al PSUV del crimen además de la Guardia Nacional Bolivariana y la policía que permitieron que los activistas chavistas agredieran con palos y piedras a los opositores.

Los seguidores se trasladaron a la Plaza Bolívar de Chacao para esperar ahí la sentencia. Ahí mantuvieron la vigilia, rezos y plegarias bajo la consigna de «Si se puede, si se puede» por la libertad del líder opositor.

El gobernador de Miranda, Henrique Capriles, aseguró que el acusado era inocente. «Todo el mundo sabe que Leopoldo López no ha cometido ningún delito y debe salir en libertad de inmediato».

Chúo Torrealba, secretario ejecutivo de la Mesa de la Unidad Democrática, aseguró que el pueblo venezolano manifestará «un profundo malestar» si «ese malestar se va a expresar de manera democrática, constitucional y pacífica», declaró desde los alrededores del Palacio de Justicia

Torrealba exigió una sentencia «apegada a derecho». «Leopoldo López es inocente. Para un inocente, la única justicia es la libertad plena», explicó. Opinó que la única manera de «rescatar» a los presos políticos es obtener una nueva Asamblea Nacional el próximo 6 de diciembre, que permita que «se apruebe una ley de amnistía y de reconciliación».

Para Torrealba, el Gobierno nacional hoy tiene una «oportunidad de oro» para determinar el signo futuro de un nuevo país: «Una Venezuela de justicia, paz y libertad».

«La libertad de Leopoldo López es una emblema de la Venezuela que viene», sentenció el representante de la MUD. Las cacerolas sonaron ruidosas en protesta por la sentencia de Barreiros en varias zonas de Caracas.

Toda la actualidad en portada

comentarios