Imagen de archivo de 2010 de cuando se introdujeron los primeros DNI con chips en Alemania
Imagen de archivo de 2010 de cuando se introdujeron los primeros DNI con chips en Alemania - afp
YouTube

Meter el DNI en el microondas, la última técnica alemana para no ser espiados

Actualizado:

Las filtraciones del exagente de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA) Edward Snowden sobre el espionaje masivo de Estados Unidos han servido para concienciar a muchos sobre la privacidad de lo que hacen y miran en la red.

Los líderes europeos forman parte también de los damnificados por esta trama, como la canciller alemana, Angela Merkel. Así, tras conocerse estas filtraciones, en Alemania se disparó la venta de máquinas de escribir y otros «gadgets» de la vieja escuela. Ahora, han ido más allá, al extenderse una peculiar práctica: meter el DNI electrónico en el microondas para no ser espiados.

El pasado martes un alemán, de 29 años de edad, fue arrestado en el aeropuerto de Frankfurt después que las autoridades se dieran cuenta de que había introducido su tarjeta de identificación en un microondas, según la agencia de noticias alemana DPA cuya información ha recogido multitud de medios como «The Washington Post» .

De acuerdo con un comunicado de la policía, el hombre, preocupado por que su vida privada pueda ser violada por el microchip incrustado en todos los DNI alemanes desde 2010, metió su tarjeta de identificación en el microondas. El hombre se enfrenta ahora a una multa e incluso un tiempo en la cárcel por el delito de modificar ilegalmente documentos oficiales. De acuerdo con la ley alemana, los documentos de identificación son propiedad estatal.

La acción de este joven no es un hecho aislado. En YouTube están proliferando los vídeos de usuarios que introducen su DNI en el electrodoméstico.

La implantación en 2010 de los chips en los DNI alemanes tuvo un fuerte rechazo entre la opinión pública. A pesar de que varios estudios han deslegitimado esta preocupación, muchos alemanes siguen siendo cautelosos. No todo el mundo está dispuesto a utilizar el microchip, aunque este les permita acelerar las actividades online.