El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli
El gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli

Cristina Kirchner unge a Daniel Scioli como el único candidato oficial a sucederla

La presidenta argentina favorece al gobernador bonaerense al vetar la candidatura de su rival dentro del kirchnerismo

Actualizado:

El ministro argentino del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, ha declinado este jueves su precandidatura presidencial para los comicios de octubre y ha dejado así el campo libre a su competidor dentro del kirchnerismo, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, quien en las últimas horas fue ungido por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner como único postulante oficialista para sucederla en el Ejecutivo.

Randazzo «desistió de participar como precandidato a presidente de la Nación y no ha querido participar como candidato a gobernador por la Provincia de Buenos Aires. No obstante, sigue como ministro», informó el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández.

Randazzo tomó su decisión luego de que Kirchner inclinara la balanza en favor de Scioli al habilitar como su compañero de ticket electoral al secretario de Legal y Técnica de la Casa Rosada, Carlos Zannini, quien es considerado como el «número dos» de la mandataria y como el hombre con mayor influencia en su entorno más íntimo.

La presencia de Zannini como candidato a vicepresidente en la «fórmula» de Scioli, que encabeza las encuestas para los comicios generales del 25 de octubre para los que Kirchner no tiene posibilidades constitucionales de aspirar a la reelección, marca un intento de asegurar la continuidad del «modelo» kirchnerista vigente desde 2003.

Randazzo, quien exhibe una gestión eficiente y se lo veía como el precandidato más afín a la Presidenta pero desfavorecido en los sondeos, mantuvo el miércoles una larga reunión con Kirchner de la que se retiró sin hacer declaraciones. El sábado cerrará la inscripción de candidatos para las primarias generales y obligatorias del 9 de agosto, en las que se esperaba que Randazzo compitiera con Scioli dentro del espectro kirchnerista.

Sin embargo, luego de la designación de Zannini como compañero de Scioli, Randazzo se vio forzado a retirar su candidatura. La mandataria le ofreció al ministro que se postulara a gobernador de la Provincia de Buenos Aires, el mayor distrito del país, pero Randazzo se negó ya que había anticipado en varias ocasiones que sólo le interesaba la carrera a la presidencia.