Soldados de las fuerzas kurdas luchan contra el grupo yihadistas Estado Islámico
Soldados de las fuerzas kurdas luchan contra el grupo yihadistas Estado Islámico - efe

Un centenar de presos escapan de una cárcel siria controlada por el Estado Islámico

Actualizado:

Unos 95 presos han logrado escapar de una cárcel controlada por el grupo terrorista Estado Islámico en el norte de Siria, incluidos unos 30 combatientes kurdos, ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

La fuga ha tenido lugar en la prisión de Al Bab, situada a unos 30 kilómetros al sur de la frontera con Turquía. Estado Islámico controla amplias zonas de territorio en Siria y gestiona las prisiones, los tribunales y otras instalaciones de esos lugares, que presenta como parte de su autoproclamado califato islámico.

Los combatientes kurdos llevan meses enfrentándose a los milicianos de Estado Islámico con el apoyo de los bombardeos de la coalición militar liderada por Estados Unidos para intentar expulsarles del norte de Siria.

Entre los fugados también hay civiles sirios y miembros de batallones islamistas opuestos a la línea de Estado Islámico, según ha contado el Observatorio, con sede en Londres y con una amplia red de observadores desplegados sobre el terreno.

Estado Islámico ha puesto la localidad en estado de alerta y ha utilizado los megáfonos para reclamar a los ciudadanos que capturen a los presos huidos.

Al-Bab ha sido escenario este fin de semana de intensos enfrentamientos cuando varios de sus milicianos han escapado de otra prisión para intentar huir por la frontera con Turquía. El grupo de huidos, que incluía principalmente a combatientes europeos, fue interceptado por otros milicianos de Estado Islámico en unos combates que dejaron al menos nueve muertos.