Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, enarbola la bandera venezolana durante la concentración en Caracas
Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, enarbola la bandera venezolana durante la concentración en Caracas - efe

Los venezolanos reclaman en las calles de Caracas libertad para Leopoldo López

Actualizado:

Cuando este jueves se cumplía un año de su entrega voluntaria a la Justicia e ingreso en una cárcel militar, manifestantes vestidos de blanco rindieron homenaje al líder opositor venezolano Leopoldo López en la plaza José Martí de Chacaíto, el mismo lugar donde se dejó encerrar en una tanqueta policial arropado por decenas de miles de seguidores.

Bajo un fuerte dispositivo de seguridad, sus familiares, seguidores, miembros de su partido, Voluntad Popular, y de otras formaciones se concentraron para exigir la liberación de «todos los presos políticos». Los manifestantes anunciaron que continuarán la campaña nacional e internacional para pedir la excarcelación del preso de conciencia (así es considerado por Amnistía Internacional). «Vamos a seguir luchando, no vamos a descansar», dijo Lilian Tintori, esposa del opositor.

López, que reclamaba una salida pacífica al gobierno de Nicolás Maduro, pensaba que en menos de un mes saldría en libertad, como dictan las leyes penales de Venezuela. Sin embargo, lleva un año encarcelado sin sentencia en la prisión militar de Ramo Verde, a las afueras de Caracas.

Daniel Ceballos

El padre de Leopoldo López, de igual nombre, denuncia que su hijo corre peligro de muerte porque hace una semana fue trasladado a una celda de castigo por negarse a la requisa de sus pertenencias por parte de los carceleros sin la presencia de sus abogados. López y el alcalde destituido de San Cristóbal (Táchira), Daniel Ceballos, han sido confinados en celdas de máximo castigo, de dos por dos metros, en la sección conocida como los «tigritos», por las rayas que marcan los presos en las paredes de los días que permanecen incomunicados sin ver la luz.

El gobierno de Maduro denunció por su parte este jueves la existencia de «un golpe continuado» para derrocar al chavismo que habría empezado a fraguarse hace un año con el «estallido social» promovido por «factores tanto nacionales como internacionales», informa Ep. En concreto, acusó a López de ser el detonante de un «estallido social» que amenaza al Palacio de Miraflores.

Hace un año, Leopoldo López, María Corina Machado y el alcalde metropolitano Antonio Ledezma lanzaron un movimiento de protesta, denominado La Salida, para pedir la renuncia de Maduro. A su vez, el presidente acusa a López de instigar a la violencia en las protestas, que se saldaron con 43 manifestantes asesinados por fuerzas de seguridad y parapoliciales.

En España, tanto PP como PSOE abogaron este jueves por la libertad de López. El Grupo Popular en el Congreso presentó una proposición no de ley con la que busca instar al gobierno a que reclame a Venezuela su «liberación inmediata». El expresidente José María Aznar denunció en un vídeo su detención «injustificada y arbitraria». Al mismo tiempo, la secretaria de Relaciones Internacionales del PSOE, Carme Chacón, solicitó su excarcelación en cumplimiento de la resolución del Grupo de Trabajo sobre Detenciones Arbitrarias de la ONU.