Internacional

Corea del Norte amenaza al Sur si se une a las maniobras con EE.UU. el próximo mes

Como cada primavera, estos ejercicios militares conjuntos vuelven a disparar la tensión con el régimen de Kim Jong-un

Kim Jong-un supervisa una zona de ejercicios militares el pasado martes
Kim Jong-un supervisa una zona de ejercicios militares el pasado martes - AFP
PABLO M. DÍEZ - Corresponsal En Pekín - Actualizado: Guardado en: Internacional

Tras meses de relativa tranquilidad, que han visto una cierta distensión entre las dos Coreas, vuelve la tensión a la zona. Una vez más, Corea del Norte amenaza al Sur con infligirle su «más miserable final» si se une a las maniobras militares previstas con Estados Unidos para el próximo mes, que se llevan a cabo de forma rutinaria cada año pero Pyongyang considera un ensayo de invasión.

Según publicaron este miércoles los medios controlados por el régimen del joven dictador Kim Jong-un, el Comité para la Reunificación de Corea advirtió en un comunicado que ese es el destino que le espera al Gobierno de Seúl «si insiste en unirse a los movimientos de EE.UU. para una guerra». Pyongyang, que asegura contar con «medios nucleares de ataque diversos y precisos», advirtió a Corea del Sur de que será «objetivo de represalias» si se convierte en «carne de cañón de EE.UU. en su agresión», informa la agencia France Presse.

Tras meses de relativa tranquilidad, que han visto una cierta distensión entre las dos Coreas, estos ejercicios militares anuales vuelven a disparar la tensión. El domingo, el régimen de Kim Jong-un disparó cinco misiles de corto alcance al mar, justo un día después de anunciar a bombo y platillo que disponía de un nuevo cohete antibarco «ultrapreciso».

El mes pasado, Corea del Norte se mostró dispuesta a suspender sus ensayos nucleares si EE.UU. cancelaba las maniobras militares de este año. Su propuesta fue de inmediato rechazada por Washington, ya que venía en medio de la disputa a cuenta del «ciberataque» a la productora cinematográfica Sony como venganza por la película satírica «The Interview», que ridiculiza a Kim Jong-un.

Desde octubre de 2006 hasta febrero de 2013, el régimen de Pyongyang ha llevado a cabo tres ensayos nucleares y los expertos temen que podría efectuar otro este año, aunque de momento no han detectado actividad fuera de lo normal en su silo de Punggye-ri, escenario habitual de este tipo de pruebas. Precisamente, la última escalada militar estalló tras su ensayo atómico de 2013, que tuvo lugar dos meses después de poner en órbita un satélite espacial con un cohete que también podía ser un misil de largo alcance. En la primavera de ese año, Pyongyang redobló sus bravuconadas al declarar el «estado de guerra» con el Sur y hasta cerró durante varios meses el polígono industrial de Kaesong, gestionado de forma conjunta en la frontera del Paralelo 38.

Como cada año, las maniobras conjuntas de EE.UU y Corea del Sur, que insisten en el carácter defensivo de sus ejercicios militares, vuelven a despertar las suspicacias del régimen de Kim Jong-un.

Toda la actualidad en portada

comentarios