Decenas de ciudadanos hacen cola para adquirir medicamentos en Caracas
Decenas de ciudadanos hacen cola para adquirir medicamentos en Caracas - reuters
Consecuencias de la escasez

Una caja de preservativos cuesta 650 euros en Venezuela

Actualizado:

Maíz, papel higiénico, pollo, medicamentos y hasta ataúdes, la escasez en productos básicos en Venezuela ha llegado a cotas impensables en cualquier otro país. La última imagen rocambolesca viene tras conocerse que los venezolanos tienen que pagar más de 650 euros por una caja de preservativos.

Esta situación la recogen medios como Bloomberg o CNN, que ha visitado ocho farmacias en Caracas: en cuatro ni siquiera estaban a la venta y en las restantes la venta era limitada. Los venezolanos se quejan también de la escasez de píldoras anticonceptivas.

Los 755 dólares americanos que costaría una caja de condones representa el 85% del salario mínimo mensual en Venezuela. Como respuesta estatal, Nicolás Maduro, presidente del país, anunció en junio que el gobierno estaba construyendo una fábrica de preservativos para abastecer el mercado interno.

La inflación, entretanto, se encuentra al 60 por ciento. Pero el gobierno de Nicolás Maduro, con la economía maltrecha, quiere ir con sus ideas hasta el final, pese a todos los contratiempos y a que parezca que el país pueda romperse de un momento a otro. Recortar su política de subsidios -«para garantizar la soberanía alimentaria del pueblo», según el chavismo- supondría azuzar aún más el fuego de las protestas, pero esta vez entre sus propios votantes.