twitter
responde a abc

Cabello reduce a «amenazas e infamias» su presunto vínculo con el narcotráfico

Actualizado:

«Cada ataque contra mi persona fortalece mi espíritu y mi compromiso, agradezco infinitamente las muestras de solidaridad de nuestro pueblo». Con este mensaje a través de la red social Twitter, después de que ABC desvelase este martes la preparación de una acusación formal contra Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y número dos del chavismo, en la Fiscalía federal estadounidense tras la llegada el lunes a Washington, como testigo protegido, de Leamsy Salazar, quien hasta su salida de Caracas en diciembre era el jefe de seguridad de Cabello.

De acuerdo con la información obtenida por ABC Salazar denuncia que el presidente de la Asamblea Nacional es el cabecilla del cártel de los Soles y por tanto operador del narcoestado en que Chávez convirtió Venezuela. Salazar también vincula a Cuba en la protección y asistencia de algunas rutas de narcotráfico que parten de Venezuela y se dirigen a EE.UU.

Pero pese a la inminencia de la acusación, Cabello atribuye todo ello a «amenazas, infamias, intrigas» como las que -escribe en su perfil de Twitter- «hemos vivido en estos años de Revolución». Quien fuese mano derecha de Hugo Chávez, resta relevancia a la información asegurando que «aprendimos del mejor a navegar en tempestades con la moral en alto».

La información de ABC se expandió este martes como la pólvora en los portales digitales, las redes sociales y «El Nacional», el único diario independiente que queda tras el control casi absoluto que tiene el gobierno chavista sobre los medios de comunicación en Venezuela.

El alto oficial Leamsy Salazar gozó de la mayor confianza primero de Chávez y después de Cabello y desertó este lunes acompañado por agentes de la División de Operaciones Especiales de la Agencia Antidroga de Estados Unidos (DEA). Y acusa a Cabello de ser el supuesto capo del Cartel de los Soles (el sol es la máxima categoría que llevan los militares venezolanos en su charretera).

Avalar denuncias

Diego Arria, ex presidente del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, ha confirmado que el capitán de corbeta llevó a Washington toda clase de documentación como fotografías, vídeos y documentos que avalan sus denuncias.

El también ex gobernador de Caracas y diplomático parece tener más detalles del caso. Comentó a ABC que el año pasado el oficial Salazar tuvo un conflicto con Diosdado Cabello porque lo acusaba de haberle sustraído 120.000 dólares que tenía en la caja fuerte de su oficina.

Arria asegura que Salazar le mostró a Cabello un vídeo de la cámara de seguridad donde se veía que la persona que se apropió de los dólares de la caja fuerte era nada menos que su amante, una vieja artista llamada Gigi Francheta.

Como consecuencia del altercado que tuvo con el presidente de la Asamblea Nacional, Salazar decidió entonces denunciarlo internacionalmente por lo que se puso en contacto con otro oficial venezolano que se encuentra en Washington quien a su vez lo puso en contacto con la DEA.

Diego Arria ha revelado que el capitán de corbeta pidió a Cabello para irse de luna de miel «alquiló un avión en Valencia, estado Carabobo, y se fue a República Dominicana y después a Bahamas. El Sebin (Sistema Bolivariano de Inteligencia) o policía política intentase encontrarlo pero le perdieron el rastro. El capitán entonces viajó a España a reunirse con la DEA».

«Sus declaraciones confirman lo reportado por el ex magistrado Aponte Aponte. Entonces le dieron protección y se encuentra en los Estados Unidos», ha añadido Arria.

Leamsy Salazar está colaborando con la Justicia estadounidense en un proceso que señala a altas autoridades