Momento del tiroteo - Nouvel observateur
Charlie Hebdo

Doce muertos en un atentado en la sede del semanario que publicó las viñetas de Mahoma

Identificados como Saïd y Chérif K, nacidos en París en 1980 y 1982 y de origen argelino, y de Hamyd M, nacido en 1996 y cuya nacionalidad se desconoce, como autores del atentado

Actualizado:

El más joven de los tres yihadistas que atacaron la sede de 'Charlie Hebdo' se ha rendido y ya está bajo custodia de la Policía. De los otros dos hombres no se conoce su paradero. Esta noticia llega después de que la Policía francesa lanzara a última hora del miércoles un operativo en la ciudad de Reims, ubicada a 129 kilómetros de París, tras identificar a los tres hombres que atacaron la sede de la revista satírica francesa 'Charlie Hebdo', dejando 12 muertos y 11 heridos, cuatro de ellos graves.

Los autores serían, según medios franceses, de los hermanos Saïd y Chérif K, nacidos en París en 1980 y 1982 y de origen argelino, y de Hamyd M, nacido en 1996 y cuya nacionalidad se desconoce. Este último sería el que ya está bajo custodia policial, según AFP.

Por otro lado, a primera hora de la mañana de este jueves el primer ministro francés, Manuel Valls, ha informado de que durante esta noche varias personas han sido detenidas en relación con el atentado y que los dos principales sospechosos a los que se está buscando habían sido objeto de seguimiento por las fuerzas del orden. «Los servicios (secretos) los conocían y por eso se los seguía», ha señalado Valls en referencia a los hermanos Chérif y Said Kouachi, supuestos autores materiales del atentado contra el semanario satírico.

Pero a continuación ha añadido, en una entrevista a la emisora de radio «RTL», que Francia afronta una amenaza terrorista «sin precedentes» y son «cientos» los individuos que son objeto de seguimiento por sus posibles vínculos con en el terrorismo. Por eso, ha indicado que aunque los hermanos Kouachi habían estado entre los vigilados, «el riesgo cero no existe».

El semanario satírico «Charlie Hebdo», amenazado por grupúsculos islamistas desde que publicó varias caricaturas sobre Mahoma en 2012, ha sido víctima de un atentado criminal que le ha costado la vida a al menos a doce personas, entre ellas dos policías, víctimas de dos encapuchados armados con fusiles AK-47. Según un testigo, los asesinos comenzaron a disparar gritando: «¡Vamos a vengar al Profeta!». [Así estamos contando en directo la última hora sobre el ataque]

Varios transeúntes han escuchado ráfagas de más de cuarenta tiros, consecutivos. Redactores y administrativos del semanario satírico han sido perseguidos a tiros por los asesinos, refugiándose provisionalmente en los tejados del edificio donde se encuentra el semanario, en el distrito 11 de la capital.

Entre las doce víctimas mortales figura el director de «Charlie Hebdo», el dibujante Charb. También han fallecido los dibujantes Cabu y Wolinski.

La policía ha lanzado una operación de caza y captura en la que participan varios centenares de especialistas, intentando detener con rapidez a los dos hombres que han irrumpido a tiros en la entrada de la redacción de «Charlie Hebdo» a las 11.30 de la mañana y que han escapado en coche. El ministro del Interior, Bernard Cazeneuve, ha informado de que son tres las personas a las que se está buscando, pero no ha explicado qué papel ha jugado esa tercera persona a la que se busca. Por otro lado, las fuerzas del orden han encontrado el vehículo abandonado en el norte de París.

Francia, en alerta máxima

Poco después de conocerse los hechos, el presidente francés, François Hollande, se ha desplazado desde el Eliseo al lugar de los hechos, donde se ha dirigido a los medios y ha declarado que «no hay duda» de que se trata de «un atentado terrorista». «En estos momentos hay que hacer bloque, mostrar que somos un país unido», ha señalado antes de explicar que se está buscando a los autores de esta acción, que se dará con ellos y tendrán que comparecer ante la justicia.

Además, Hollande ha reconocido que «sabíamos que estábamos amenazados, como otros países del mundo», y que en las últimas semanas se habían desbaratado otras acciones terroristas. Por último, ha vinculado esas amenazas a que Francia es «un país de libertad» y puso el acento en que «nadie puede pensar que puede actuar en Francia contra los valores de la República».

Al mismo tiempo que Hollande ha pronunciado estas palabras, el Gobierno francés ha elevado al máximo su nivel de alerta ante la posibilidad de atentado en la región de París. La Gendarmería Nacional ha informado que «el plan 'Vigipirate' ha sido elevado al nivel atentado en Ile de France», donde se encuentra París. El 'Vigipirate' es un dispositivo permanente de vigilancia, prevención y protección en Francia de lucha contra el terrorismo que está bajo las riendas del primer ministro, Manuel Valls.

El nivel de alerta por atentado significa, según la Gendarmería, que se pone en alerta a los servicios de emergencia y las fuerzas del orden; se refuerza el control de personas; se intensifican los controles por explosivos; se incrementa la participación de las Fuerzas Armadas en las tareas de vigilancia; se prohíbe estacionar cerca de centros educativos y se activan células de crisis a nivel de ministerios, prefecturas, gestores de infraestructuras vitales, etc.

«Charlie Hebdo» ha sido atacado y amenazado en repetidas ocasiones, desde que publicó el 2012 unas caricaturas de Mahoma relativamente inocentes. Con motivo de las crisis y revueltas que se han sucedido desde entonces, en Túnez, la sede de «Charlie Hebdo» ha sido víctima de un incendio criminal que pudo contenerse con relativa facilidad.

«España comparte su dolor»

Las reacciones de la comunidad internacional condenando el atentado no han tardado en llegar [Todas las reacciones, aquí]. Los primeros en hablar han sido el primer ministro británico, David Cameron, y su viceprimer ministro, Nick Clegg, que han señalado que los responsables del tiroteo contra la publicación están «enfermos» y se ha solidarizado con el pueblo francés en la lucha contra el terrorismo.

Desde España, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha expresado su «firme condena» por el «terrible» atentado terrorista, «Mi firme condena al atentado terrorista en París y mis condolencias y solidaridad al pueblo francés por las víctimas», ha declarado el jefe del Ejecutivo en un mensaje en su cuenta oficial de Twitter, que firma él mismo con sus siglas MR.

Poco después, el propio Rajoy ha enviado un telegrama de pésame al presidente francés en el que le transmite en el nombre del Gobierno y de los españoles sus «condolencias más sentidas» y su «profunda consternación ante el terrible atentado» sufrido en la sede del semanario 'Charlie Hebdo'

«España comparte su dolor. En estos momentos puede tener la seguridad, señor presidente, de que cuenta con la solidaridad, el afecto del pueblo español y la cooperación de su Gobierno en la lucha contra el terrorismo», ha añadido el jefe del Ejecutivo.

La canciller alemana, Angela Merkel, o la OTAN también han mostrado públicamente su rechazo a lo ocurrido.