Internacional

Al menos 36 muertos en Kenia en un ataque de Al Shabab

La masacre se produce apenas días después de que al menos 28 personas fueron asesinadas también en esta región por yihadistas del grupo radical al ser incapaces de leer el Corán

Miembros de Al Shabab en una imagen de archivo
Miembros de Al Shabab en una imagen de archivo - afp

Al menos 36 personas han sido asesinadas este martes al noreste de Kenia por miembros del grupo armado Al Shabab, según confirmaron a ABC fuentes del condado de Mandera, lugar del ataque.

La acción armada tuvo lugar en la madrugada, cuando una decena de milicianos accedieron a los dormitorios de una cantera situada a apenas 15 kilómetros de la ciudad. Posteriormente, los atacantes separaron a los musulmanes de los no-musulmanes ejecutando a estos últimos. La gran mayoría fallecieron de un disparo en la cabeza, mientras que cuatro de ellos fueron decapitados.

Pocas horas después, la milicia somalí de Al Shabab (Mandera se encuentra en la frontera entre Somalia y Kenia) se atribuía en un comunicado la responsabilidad de la masacre, al asegurar que ésta es una venganza por «las atrocidades cometidas por las fuerzas armadas de Kenia en territorio musulmán».

El crimen se produce apenas diez días después de que al menos 28 personas fueron asesinadas también en esta región por yihadistas del Al Shabab. «La emboscada se produjo a ocho kilómetros de la ciudad de Mandera, entre las localidades de Omar Jillow y Arabia», reconoció Noah Mwivanda, portavoz policial del condado.

Entonces, una decena de milicianos islamistas secuestraron un autobús, con 60 personas en su interior, que se dirigía a la capital, Nairobi. Minutos después, los atacantes obligaron a leer unos versos del Corán al pasaje. Aquellos que erraron en la recitación fueron ejecutados de un disparo en la cabeza.

Ese mismo día, la milicia somalí de Al Shabab confirmó que la matanza fue cometida en represalia por las redadas llevadas a cabo por el Ejército de Kenia en las mezquitas de la ciudad costera de Mombasa. En la operación, más de 150 presuntos simpatizantes del grupo fueron detenidos.

«Por la gracia de Alá, los muyahidines llevaron a cabo con éxito una operación cerca de Mandera, que se tradujo en la muerte de 28 cruzados, como una venganza por los crímenes cometidos contra nuestros hermanos musulmanes», aseguró el jeque Ali Rage Mohamud, portavoz de Al Shabab, en un comunicado.

Tres meses de la muerte de Godane

A comienzos de septiembre, fuerzas estadounidenses acababan con la vida de Mukhtar Abu Zubeyr, conocido como Ahmed Godane, y por entonces, líder de Al Shabab.

El caudillo falleció en las cercanías de la base del grupo en Barawe, a unos 200 kilómetros de la capital, Mogadiscio. Entonces, el gobernador de la región de Lower Shabelle, Abdikadir Mohamed Nur Sidii, confirmó que un «drone» (avión no tripulado) golpeó un campamento terrorista entre las ciudades de Dhaab Tubaako y Haaway.

En este sentido, la muerte de Godane caminó casi paralela al primer aniversario del asedio al centro comercial Westgate de la capital de Kenia, Nairobi, por presuntos simpatizantes de la milicia somalí. En este ataque terrorista, que situó de forma definitiva a Al Shabab en el panorama internacional, fallecieron al menos 72 personas, entre ellas cinco terroristas.

Toda la actualidad en portada

comentarios