Coche carbonizado en el que murieron tres personas en enero por un supuesto ajuste de cuentas de la ‘Ndrangheta
Coche carbonizado en el que murieron tres personas en enero por un supuesto ajuste de cuentas de la ‘Ndrangheta - efe

Los ritos secretos de la `Ndragheta: «Si fracasáis, el camino es el suicidio»

La policía italiana revela el ceremonial de iniciación de la mafia calabresa

Actualizado:

Es un documento histórico. Por primera vez los carabinieri de Milán han realizado un vídeo con el ritual secreto de afiliación a la ‘Ndrangheta, la mafia calabresa, la organizaciones criminal más poderosa de Italia. Atónitos, los italianos han asistido a los ritos internos de la banda, como el «juramento de afiliación» o «el grado» o paso de un círculo jerárquíco a otro. El ritual, con una tradición de más de un siglo, se hace ante un revólver y una pastilla de cianuro, con la siguiente advertencia: «Desde este momento no os juzgan los hombres, os juzgáis vosotros mismos. Si habéis cometido una falta grave, vosotros mismos juzgáis qué camino seguir: o suicidarse con cianuro o dispararse con el revólver. Debéis reservar siempre una bala del cargador. Esa última bala es para vosotros». En el caso de que fuesen interrogados por la policía, se les advierte que ni una palabra: «Si os preguntan de quién sois hijo, tenéis que responder: mi padre es el sol y mi madre la luna» (dos símbolos esotéricos habituales en la ‘Ndrangheta).

El oficial que toma el juramento evoca incluso a tres caballeros españoles de quienes, según una antigua leyenda, descienden las tres mafias más importantes de Italia: la Cosa Nostra siciliana, la Camorra napolitana y la ‘Ndrangheta calabresa. Se trata de los caballeros Osso, Mastrosso y Carcagnosso, quienes, de acuerdo con la mitología mafiosa, pertenecían a un orden de caballería fundada en Toledo en 1412. Los tres, cuentan, se vieron obligados a escapar de España en el siglo XVII tras haber matado al violador de su hermana. Se reunieron después en la isla de Favignana, a siete kilómetros de Sicilia, y allí elaboraron las reglas de honor y código de la mafia, a la que denominaron la «sociedad del honor»: Osso fundará la Cosa Nostra, Mastrosso la ‘Ndrangheta y Carcagnosso la Camorra.

Los últimos descubrimientos sobre el funcionamiento interno de la ‘Ndrangheta revelan que en «la Santa» (núcleo duro de la banda) se ingresa invocando a figuras históricas, como Garibaldi, Mazzini y Lamarmora, tres héroes nacionales y tres antiguos jefes masones. Y es que las mafias italianas copian en buena parte los ritos de las sociedades masónicas. Así, en los ritos de iniciación se remarca el concepto del honor y se advierte de que quien lo traicione merece un castigo violento: «Bajo la luz de las estrellas y el esplendor de la luna, formo la santa cadena. En el nombre de Garibaldi, de Mazzini y Lamarmora, con palabras de humildad, formo la santa sociedad. Juro renegar de todo mi pasado hasta la séptima generación para salvaguardar el honor de mis sabios hermanos».

No es un folklore

Con esos rituales «se pretende imbuir un fuerte sentido de pertenencia a una élite criminal y a la vez diferenciarse de la delincuencia común, tratando de ennoblecer su violencia y de darle un valor social», afirma Isaia Sales, autor de varios libros sobre las mafias.

En la iniciación se utilizan varios objetos cargados de gran simbolismo: un limón, una aguja (con la que se hará un pinchazo) y una pastilla. El limón simboliza la tierra y representa lo ácido de la vida. El pinchazo con la aguja en un dedo sella la hermandad de sangre. Y la pastilla es el veneno que se deberá tragar en caso de fracaso, infamia o deshonra.

No es un folklore inocente. «La ‘Ndrangheta es la mafia de los ejecutivos de cuello blanco, empresarios y profesionales que ocupan puestos de prestigio y poder en Lombardía, la región más rica del país, y en todo el norte de Italia», afirma Enzo Ciconte en su libro «’Ndrangheta Padana», donde describe las infiltraciones de la mafia en el mundo de la política y de la economía. Va incluso más lejos el escritor Roberto Saviano, autor de «Gomorra», quien un artículo sobre el poder de la ‘Ndrangheta en el norte advertía el jueves en el diario «La Repubblica»: «Ésta es, lo creáis o no, la nueva burguesía triunfadora en nuestro país».