Imagen del vídeo en la web Youtube del pastor Lesego Daniel
Imagen del vídeo en la web Youtube del pastor Lesego Daniel - youtube

Un pastor sudafricano da de beber «zumo de gasolina» a sus feligreses

Actualizado:

El pastor Lesego Daniel, de la iglesia de los Ministerios de Rabboni Centro, en Pretoria, ha desatado la polémica en Sudáfrica tras la publicación en Youtube de un vídeo en el que sacerdote administra a sus feligreses lo que dice ser un ‘zumo de gasolina’. La grabación fue tomada en el servicio religioso del pasado 31 de agosto. En el vídeo se puede ver al pastor dando de beber a la congregación de una botella con gasolina que supuestamente él transformó de manera milagrosa en zumo.

«Muchos de vosotros no creéis que esto es gasolina. Si miráis la botella, os parecerá zumo de piña, pero con las llamas que saldrán de ella, tendréis suficientes pruebas para tener fe. Como dijo Lucas, nada es imposible para Dios», afirma Daniel.

Los feligreses entonces se acercan al altar para tratar de dar un sorbo a la bebida. «Sin fe es imposible agradar a Dios, así que estoy listo para beber gasolina», dice uno de los fieles, que destaca el dulce sabor del preparado y asegura no tener ningún efecto secundario.

Según la web de salud healthline.com, la gasolina es un líquido tóxico y su ingesta puede causar dificultades respiratorias, dolor de garganta, abrasión del esófago, dolor abdominal, pérdida de visión y vómitos hemorrágicos. También puede causar mareos, convulsiones y pérdida de consciencia.

Comer césped

No es la primera que el pastor Lesego Daniel acapara la atención pública. Hace unos meses, el sacerdote publicó otro vídeo en el que se veía a sus feligreses a comiendo césped, de rodillas, arrancándolo directamente del suelo.

El Gobierno provincial ha criticado las prácticas del profeta. «Si te dedicas a dar de comer césped a tu gente y les das de beber gasolina, debes saber que no eres un buen pastor. Están engañando al pueblo», afirmó la consejera de Infraestructuras, Nandi Mayathula-Khoza, en nombre del gabinete.