Un camión fumiga las calles del municipio de Chacao (Caracas) para prevenir los virus del dengue y la chikunguña en Caracas
Un camión fumiga las calles del municipio de Chacao (Caracas) para prevenir los virus del dengue y la chikunguña en Caracas - efe

La epidemia por el virus chikunguña colapsa las clínicas de Caracas

Actualizado:

Los enfermos con fiebre y dolores articulares hacen cola para ingresar en las clínicas y centros sanitarios de Caracas, cuyas salas de urgencias se hallan abarrotadas de pacientes con síntomas de estar infectados con el virus chikunguña, una nueva epidemia que se expande como la pólvora en Venezuela y que ha tomado desprevenidos a sus ciudadanos.

El doctor Rafael Orihuela, exdirector del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela, denunció durante una entrevista a ABC que el colapso de los centros hospitalarios se debe a que las autoridades no han tomado las medidas de prevención y control, anunciadas por el presidente Nicolás Maduro mientras adelanta su intención de donar cinco millones de dólares para combatir el ébola.

La noticia de que Maduro ofreció una donación en Nueva York para sumarse a la lucha contra el ébola, ha desconcertado a los venezolanos porque no ven igual trato en su propio país. «La República Bolivariana de Venezuela se suma decididamente con un aporte de 5 millones de dólares para todos los fondos que se están creando y apoyar a nuestra África, que es apoyar a los pueblos necesitados del mundo», dijo el mandatario ante la Asamblea de la ONU.

Para Orihuela, el problema de Maduro es que «regala dinero en otro lado. Es un demagogo e irresponsable mientras su anunciado estado mayor para combatir el chikunguña no ha arrancado todavía, las clínicas han colapsado por el aluvión de enfermos con fiebre yno tenemos siquiera acetaminofén para el tratamiento».

En las farmacias hay escasez de acetaminofén, mientras en la calle los buhoneros (vendedores ambulantes) especulan y lo venden muy caro. La ministra de Salud, Nancy Pérez, aseguró que hay unas 428.000 pastillas, que serán distribuidas. «Parece mucho pero es nada si se tiene en cuenta que el tratamiento requiere de cuatro tabletas por día durante cinco días, lo que alcanza solo para 21.000 personas», señala Orihuela

Pero hace falta más acetaminofén debido a la expansión veloz del mosquito portador del virus y su contagio entre la población. «La tasa de ataque, del 63%, es la más alta por cada virus y picadura de mosquito», dice el médico.

La chikunguña, originaria de África y que produce fiebres altas y fuertes dolores en las articulaciones, llegó a Venezuela hace unos tres meses y medio. Hasta ahora ha causado al menos unas trece muertes, según la Academia Nacional de Medicina. Los ocho primeros fallecimientos se produjeron en el Hospital Central de Maracay, hace unas tres semanas.

«En estos momentos la población afectada pasa de los 120.000 infectados. Su proyección oscila entre 10 y 15% de la población, por lo que tendremos entre 600.000 y 700.000 afectados por el virus. En total habrá unos tres millones de venezolanos picados por este mosquito, pero no todos desarrollarán la enfermedad», dijo Orihuela.

Además de la fiebre alta, los pacientes presentan fuertes dolores en las articulaciones, así como erupciones y rosetas en la piel como si se tratara de viruela. El virus es trasmitido por el mismo mosquito que transmite el dengue, Aedes aegypti, y por la variante Aedes albopictusaunque, pero la enfermedad tiene síntomas diferentes.

Municipios fumigados

Los municipios caraqueños de Chacao y del Hatillo han tomado la iniciativa de fumigar sus comunidades. Pero si la campaña de erradicación del mosquito no es global y nacional, es muy difícil su combate.

Hay una sobrepoblación de mosquitos. «El famoso Patas Blanca y el Mosquito Tigre. Los dos están en Venezuela», afirma Orihuela. «Su presencia ha subido del 8 al 28% por cada diez viviendas. Cuando se tienen más de diez mosquitos se considera que estamos frente a una situación de epidemia», asegura el exdirector del Instituto de Medicina Tropical de la Universidad Central de Venezuela.