Las claves de la cumbre de la OTAN
De inquierda a derecha, Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN; David Cameron y Barack Obama - efe

Las claves de la cumbre de la OTAN

La respuesta de Occidente frente a la barbarie del Estado Islámico y la respuesta frente a la amenaza del expansionismo ruso centran el encuentro de los líderes de la Alianza en Gales

Actualizado:

La respuesta de Occidente frente a la barbarie del Estado Islámico y la respuesta frente a la amenaza del expansionismo ruso centran el encuentro de los líderes de la Alianza en Gales

12345
  1. Coalición contra el terror del Estado Islámico

    De inquierda a derecha, Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN; David Cameron y Barack Obama
    De inquierda a derecha, Anders Fogh Rasmussen, secretario general de la OTAN; David Cameron y Barack Obama - efe

    La cumbre se ha celebrado todavía bajo el impacto de la atroz decapitación de Steven Sotloff, el segundo periodista estadounidense ejecutado por el Estado Islámico (EI), y por la espada de Damocles que pende sobre la cabeza de David Cawthorne Haines, el rehén británico al que los terroristas han situado el próximo en su macabra lista.

    El presidente estadounidense, Barack Obama, tiene como objetivo prioritario formar una liga internacional contra la organización de Abu Bakr al Baghdadi y se ha centrado en el encuentro de Newport en persuadir a sus aliados atlánticos para que se sumen. Como ha dejado claro el secretario de Estado, John Kerry, esta coalición podría llevar ataques aéreos contra objetivos del EI y suministrar material e instrucción al Ejército iraquí y a los guerreros kurdos, pero nunca desplegar fuerzas sobre el terreno. De momento, la denominada «coalición base» cuenta ya como integrantes con Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Alemania, Canadá, Australia, Turquía, Italia, Polonia y Dinamarca. Otros países, como España, todavía no se han pronunciado sobre cuál será su implicación.

  2. Guiño al mundo árabe

    Obama, durante su rueda de prensa en Newport
    Obama, durante su rueda de prensa en Newport - afp

    En el afán de seguir una política multilateral, Obama ha llamado a los países árabes a colaborar con los Estados Unidos en su lucha contra el fanatismo del Estado Islámico. El presidente confía en que Irán, la gran potencia chií, secunde su causa, toda vez que los seguidores de Al Baghdadi, suníes, amenazan Nayaf y Kerbala, lugares santos del chiismo en Irak. Como ha afirmado en Newport, Obama tiene especial interés en que los estados árabes suníes también se embarquen en la lucha por erradicar una organización que supone un descrédito para su credo. Este segundo objetivo parece más difícil que cumplir.

  3. Fuerza de reacción rápida frente a la amenaza rusa

    Aviones de exhibición de la Fuerza Aérea británica, durante un ejercicio en Newport
    Aviones de exhibición de la Fuerza Aérea británica, durante un ejercicio en Newport

    Aunque la sangrienta irrupción del Estado Islámico alteró la agenda prevista, la cumbre de Newport estaba concebida inicialmente para respaldar a los países bálticos ante el temor a un posible expansionismo ruso que la crisis en Ucrania y la anexión de Crimea han desatado. Estonia, Letonia, Lituania y Polonia quieren asegurarse de que la OTAN cumplirá con su cometido fundacional, garantizar la seguridad de sus integrantes. Para ello, la Alianza ha acordado en la cumbre la creación de una fuerza de reacción rápida que fortalezca las fronteras orientales y el flanco más expuesto a la acechante presencia de Putin. Esta fuerza estará compuesta por 4.000 militares y será capaz de entrar en acción en 48 horas.

  4. España y la agenda mediterránea

    Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Newport
    Rajoy, durante la rueda de prensa que ha ofrecido en Newport - efe

    En los márgenes de la Cumbre, el presidente español Mariano Rajoy ha intentado que la OTAN preste atención a la problemática mediterránea. Con Libia sumida en el caos, y con la orilla septentrional del «Mare Nostrum» sometida a una enorme presión migratoria, Madrid intenta que Ucrania y Oriente Próximo no se conviertan en la única prioridad. Para ello Rajoy ha recurrido su buena sintonía con Recep Tayyip Erdogán, recién elegido presidente de Turquía, otro de los estados más afectados.

  5. Respaldo a Ucrania

    El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, rodeado por agentes de seguridad en la cumbre de Newport
    El presidente ucraniano, Petró Poroshenko, rodeado por agentes de seguridad en la cumbre de Newport - AFP

    La imagen del presidente ucraniano Petró Poroshenko en los encuentros de las instituciones internacionales del mundo occidental empieza a ser una constante. En la cumbre de la OTAN en Newport se repitió. Allí, como viene sucediendo desde el inicio de la crisis entre Ucrania y Rusia, Estados Unidos y las potencias europeas volvieron a mostrar su respaldo a Kiev y su condena ante lo que consideran intolerable injerencia rusa en el país vecino.

    De nuevo, se reiteró la amenaza de nuevas sanciones contra Moscú, un mensaje de firmeza que busca reforzar a la parte ucraniana en las negociaciones recién iniciadas tras el alto el fuego acordado el viernes. Ya fuera de los márgenes de la OTAN, la Unión Europea tiene previsto aprobar este fin de semana un endurecimiento de las medidas de castigo a Rusia ya en vigor.