Más de 57.000 niños no acompañados han sido detenidos este año en la frontera de Estados Unidos
Más de 57.000 niños no acompañados han sido detenidos este año en la frontera de Estados Unidos - reuters

¿Por qué Honduras es el país sin guerra más violento del mundo?

En solo una década, este país ha duplicado su tasa de homicidios, y, en el último año, 50.000 niños centroamericanos, no acompañados, han sido retenidos en la frontera de EE.UU..

Actualizado:

Más de 50.000 niños centroamericanos, no acompañados, han sido aprehendidos en la frontera de Estados Unidos en el último año. En esta crisis humanitaria, uno de los principales focos migratorios es Honduras, el país sin guerra con la mayor tasa de homicidios del mundo. Su caso preocupa a toda la región por la deriva de los últimos años en los que se han multiplicado las muertes violentas. En este escenario, ¿Honduras es un Estado fallido? , ¿podrá revertir la situación?

La tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes ha pasado de 42,1, en 1999, a 90,4, en 2012 y la media en el mundo no alcanza los diez. Incluso, Honduras dobla a su inmediato perseguidor en Iberoamérica, Venezuela, con poco más de cincuenta. Su inestabilidad se debe a la mayor gravedad de dos enfermedades que van camino de hacerse crónicas en el país: el narcotráfico y la inestabilidad política.

Este país centroamericano, por su localización, hace las funciones de corredor de la droga; donde los hondureños se sitúan entre los consumidores de cocaína y los productores de cocaína. Al respecto, la Oficina de la ONU contra la Droga y el delito apunta: «En Honduras sí hay una clara conexión entre las áreas de tráfico en disputa y las tasas de homicidios. Algunas de las áreas más violentas del mundo se encuentran a lo largo de la costa hondureña».

Que en México se haya recrudecido la lucha contra el narcotráfico puede haber motivado la elección de Honduras para las bandas. Como señala el semanario británico «The Economist», la violencia ha aumentado por culpa del mayor arraigo de grupos criminales como Los Zetas que han diversificado por zonas su negocio criminal.

Caso aparte es el auge de las maras (Mara Salvatrucha y M-18), que tienen su particular base de operaciones en San Pedro de Sula, donde la tasa de homicidios llega a los 187 por cada 100.000 habitantes, en lo que es la ciudad más violenta del país más violento.

Pero la crisis política también ha influido en el agravamiento de la seguridad en Honduras. El episodio político más importante de los últimos años fue el golpe de Estado contra el presidente Manuel Zelaya, el 28 de junio de 2009. Y, ahí, la desconfianza de los ciudadanos con la clase política se disparó, así como, en las instituciones. Los datos tampoco acompañan: según el Banco Central de Honduras, la pobreza extrema sobrepasa el 50 por ciento de la población y el subempleo, el 4o.