Kerry y el primer ministro iraquí, Nuri al Maliki - reuters

Kerry llega a Bagdad mientras el ISIS sigue avanzando en Irak

El secretario de Estado llega al país para presionar al primer ministro para que forme un Gobierno integrador

Actualizado:

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, ha llegado este lunes en visita sorpresa a Bagdad, en un intento por presionar al primer ministro del país, Nuri al Maliki, para que forme un gobierno integrador que pueda frenar el avance del Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) en el norte y el oeste de Irak. [Consulte aquí las claves de lo que está pasando en Irak]

Kerry tiene previsto «discutir las acciones de Estados Unidos para ayudar a Irak a afrontar esta amenaza y emplazar a los líderes iraquíes a avanzar lo más rápidamente posible con el proceso de formación de un gobierno que represente los intereses de los iraquíes», según ha explicado la portavoz del Departamento de Estado, Jen Psaki.

La estancia de Kerry en Bagdad durará unas pocas horas y viajará a continuación a Erbil para reunirse con el presidente de la región autónoma del Kurdistán, Masud Barzani.

El secretario de Estado comenzó el domingo una gira por Oriente Medio y Europa para abordar principalmente la situación en Irak.

Bagdad ha pedido a EE.UU. que lance bombardeos aéreos contra los insurgentes, pero hasta el momento Washington se ha limitado a desplegar a 300 asesores militares, insistiendo en que esto no supone reiniciar sus operaciones de combate en Irak y que la solución al problema no pasa por una vía exclusivamente militar.

El secretario de Estado pidió el pasado domingo a los iraquíes que se unan para enfrentarse al terrorismo en su país y apuntó que su país no se va a involucrar en la política de Irak.

En la jornada de ayer, el responsable estadounidense viajó a El Cairo y Ammán, coincidiendo con nuevos avances de los insurgentes suníes, que podrían haber tomado el control de un paso fronterizo con este país.