Ricardo Herrero: «Castro usa el embargo como chivo expiatorio de sus fracasos»

Actualizado:

La encuesta permite constatar que «el pueblo estadounidense ha perdido la fe» en la política de EE.UU. hacia Cuba y «está preparado para llevar a cabo un debate sobre cómo responder mejor a los cambios en la isla», asegura desde Miami Ricardo Herrero, de Cuba Study Group. Este grupo fue constituido ya en 2000 para propiciar un cambio de política y ha sido especialmente combativo con la Ley Helms-Burton, aprobada algo antes por el Congreso estadounidense para reforzar el embargo contra Cuba.

«Todo lo que logra el embargo es poner nuestra política en manos del Gobierno cubano, y darle un chivo expiatorio para todos sus fracasos económicos y sus abusos de los derechos humanos», afirma este hijo de inmigrantes cubanos. Aunque respeta opiniones contrarias expresadas por las Damas de Blanco y otras organizaciones opositoras del interior de Cuba, estima que indudablemente la presente situación «tiene un impacto negativo en la sociedad civil cubana, que carga con el peso» del embargo. Además, advierte de que la presente política «le quita flexibilidad al presidente de EE.UU. de responder de modo inteligente a los cambios que suceden en la isla».

Cuba Study Groupya propuso el año pasado que se levanten las restricciones en las relaciones con la isla.