Declara ante el juez el acusado de retener 7 meses en Bolivia a una niña residente en España
Grover Morales, presunto secuestrador de una niña marroquí de 9 años - efe

Declara ante el juez el acusado de retener 7 meses en Bolivia a una niña residente en España

Es un ciudadano boliviano que retuvo 7 meses a una niña marroquí de 9 años residente en España

Actualizado:

El ciudadano boliviano que mantuvo a una niña marroquí de 9 años residente en España secuestrada durante siete meses en Bolivia comparecerá este lunes ante un juez de este país acusado de tráfico de personas, informaron fuentes policiales.

Responsables de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC) de la Policía boliviana, así como de la Guardia Civil y la Embajada españolas, presentaron en rueda de prensa en Cochabamba al presunto secuestrador, Grover Morales, que inicialmente será sometido a la Justicia boliviana.

También está detenida y se encuentra en prisión la madre del secuestrador, a la que se acusa de colaborar en el rapto.

Morales, que residía en la provincia de Barcelona, en el noreste de España, era amigo de los padres de la niña, que dieron su permiso para que la menor le acompañara en unas supuestas vacaciones a Bolivia.

La resolución del caso

La pequeña llegó al país andino en agosto del año pasado y, desde entonces, la familia había perdido el contacto con ella y denunciado su desaparición ante los Mossos d'Esquadra, la policía autonómica catalana.

El rescate tuvo lugar el pasado sábado en la región selvática de Yungas de Totora, en el departamento central de Cochabamba, una zona de difícil acceso en la que el secuestrador se fue internando con la menor para dificultar su localización.

En la operación, que se llevó a cabo en helicóptero, participaron la Policía boliviana y agentes de la Guardia Civil española desplazados a Bolivia para este caso.

Los vecinos de la zona también colaboraron con la Policía para facilitar el rescate.

Según explicó el máximo responsable de la FELCC, Fernando Mercado, el captor contaba con antecedentes por violación.

Mercado dijo que el detenido declaró haber viajado con la niña a Bolivia para pasar unos días en el país y que ella retornara a España llevando consigo joyas de valor.

La pequeña se encuentra en la ciudad de Cochabamba y está «en buenas condiciones físicas», señalaron a Efe fuentes de la Embajada de España en Bolivia.

Las mismas fuentes indicaron que la menor está pasando reconocimientos médicos y que se espera que pueda prestar declaración en el caso, por lo que su regreso a España se demorará unos días.

Tanto la Policía Boliviana como los representantes de la Guardia Civil y la Embajada destacaron la excelente cooperación policial y judicial, que ha permitido la solución de este «complejo» caso.

La familia de la niña reside en la localidad barcelonesa de L'Hospitalet de Llobregat, por lo que es un juzgado de ese municipio el que instruye en España el caso, que se encuentra bajo secreto sumarial.

Las autoridades judiciales de España y Bolivia deberán decidir sobre la eventual extradición del secuestrador a España, aunque el detenido también deberá rendir cuentas ante la Justicia boliviana, según precisó el fiscal departamental de Cochabamba, Freddy Torrico.