Barroso pide al régimen cubano que respete los derechos humanos
José Manuel Durao Barroso, durante la rueda de prensa con Mariano Rajoy, este viernes en el Palacio de La Moncloa - José ramón Ladra

Barroso pide al régimen cubano que respete los derechos humanos

Actualizado:

El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ha advertido este viernes al régimen cubano de que es «muy importante» que «respete» las libertades y los derechos humanos de sus ciudadanos, en un momento en el que la Unión Europea ha mostrado signos de querer normalizar las relaciones y ultima un mandato con el que negociar un acuerdo en materia de diálogo político y cooperación con La Habana.

«Es muy importante que no tenga presos políticos»«Es muy importante que Cuba respete los Derechos Humanos, que no tenga presos políticos. Es muy importante la libertad de expresión, la libertad de asociación», ha declarado Barroso durante una rueda de prensa en Madrid junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

El jefe del Ejecutivo comunitario ha recalcado que «todo lo que se pueda hacer» en la isla para «abrir el país a los valores plenamente democráticos» será «positivo». En este sentido, Barroso ha recordado que la UE está «discutiendo internamente» la posibilidad de revisar la Posición Común, pero que para ello es necesaria la «unanimidad» de los Veintiocho.

La Unión Europea ultima un mandato negociador para iniciar los contactos formales con La Habana y el acuerdo sobre este mandato está «muy cerca», según afirman varias fuentes europeas. Sin embargo, quedan pequeños «flecos» para resolver las últimas reservas de los países que, como Alemania o República Checa, tradicionalmente han visto con más dudas la normalización de las relaciones con la isla.

El próximo martes

La solución a esas «cautelas políticas» que aún mantienen algunas delegaciones europeas debería llegar el próximo martes en la reunión de expertos que los 28 mantendrán en Bruselas, lo que permitiría elevar a nivel de embajadores un mandato «de mínimos» en las semanas siguientes, explican conocedores de la negociación.

El objetivo es que los ministros de Exteriores lo validen en una de sus reuniones, no antes de febrero pero sí antes de que concluya la legislatura europea esta primavera, y que la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, puedainiciar los contactos formales con el régimen cubano.

A largo plazo, ello servirá para concluir entre las partes un acuerdo en materia de diálogo político y cooperaciónque sustituya la llamada Posición Común europea que, desde 1996, condiciona las relaciones con La Habana a mejoras en derechos humanos. Esta posición, firmemente rechazada por Cuba, se mantendrá en vigor mientras no se cierre el acuerdo bilateral.