Internacional

Obama aseguró a Fariñas que no levantará el embargo contra Cuba

Durante una reunión sin precedentes con dos opositores en Miami le dijo que «sería darle oxígeno» al régimen

carmen muñoz - Actualizado: Guardado en: Internacional

Barack Obama ha trasladado al disidente cubano Guillermo Fariñas que su Gobierno no levantará el embargo que Estados Unidos impuso a la isla comunista en 1962 porque «sería darle oxígeno» a la dictadura de los hermanos Castro. El histórico encuentro el pasado viernes del jefe de la Casa Blanca con Berta Soler, líder de las Damas de Blanco, y Fariñas, portavoz de la Unión Patriótica de Cuba (Unpacu), ha sido considerado como un reconocimiento y «espaldarazo» para disidencia interna.

Durante más de 20 minutos, en la residencia del líder cubanoamericano Jorge Mas Santos, Soler le relató la creciente represión contra la oposición pacífica y con Fariñas abordaron cuestiones más políticas. Tanto el periodista independiente como las Damas de Blanco han sido galardonados con el premio Sajarov del Parlamento Europeo. Mas Santos apoyó las candidaturas de Obama a la Casa Blanca en 2008 y 2012.

El presidente se mostró con los dos disidentes «cordial, natural y, a diferencia de Fidel y Raúl Castro, nada estirado pese al poder que detenta», según relató Soler a ABC poco después de su regreso a La Habana.

«Los cambios son cosméticos, necesitamos libertad» Dos semanas después de reunirse con el vicepresidente Joe Biden, Berta Soler habló con Obama sobre el caso de la presa política Sonia Garro y de varios prisioneros en huelga de hambre. Aunque el presidente dijo durante el acto de recaudación de fondos del Partido Demócrata que «hemos empezado a ver cambios en Cuba», Soler explicó que «son solo cosméticos». «Los cubanos necesitamos libertad, pero eso depende de nosotros, aunque queremos contar con el apoyo moral y espiritual de EE.UU.».

Fariñas, por su parte, valoró de forma positiva que el político demócrata le preguntara «qué tenía que hacer o rectificar para lograr que Cuba sea una democracia». Durante el acto en Miami, Obama afirmó que Washington debe revisar las relaciones con La Habana.

Le pidió que no negocie con Cuba sin el exilio y la oposición El periodista independiente, protagonista de más de 20 huelgas de hambre, le insistió en que «no debía guiarse por las falsas señales de cambio» y que no entable negociaciones con el régimen sin contar con el exilio y la disidencia interna. Fariñas le reiteró además que no levante el embargo hasta que «no haya indicios claros de que Cuba se encamina hacia la democracia». Barack Obama, por su lado, le comunicó su intención de seguir insistiendo en «la política pueblo a pueblo, en lugar de la de gobierno a gobierno» en las relaciones con Cuba.

La Administración Obama ha liberalizado los viajes a la isla de los residentes en EE.UU. y el envío de las remesas a familiares. Fuentes cubanoamericanas consultadas por ABC mostraron su extrañeza por el marco en el que el presidente ha hecho estas declaraciones sobre Cuba: «En Miami, en lugar de Washington, durante un acto para recaudar fondos del Partido Demócrata y ante dos disidentes no precisamente partidarios de una política de apertura de la Casa Blanca».

Reacción de La Habana

Ahora habrá que esperar a la «impredecible reacción», según Fariñas, de la dictadura. La web oficial cubadebate sí se ha referido a la reunión en Miami entre el presidente estadounidense y los dos «mercenarios», como llama el régimen cubano a quienes disienten. El texto iba acompañado de unas fotografías de Guillermo Fariñas con Luis Posada Carriles del pasado 19 de agosto, durante una conferencia en la Universidad de Miami. Posada -acusado por La Habana y Caracas de ser el autor intelectual de un atentado contra una aeronave de Cubana de Aviación en 1976- le dijo que «era el momento de la no violencia, ustedes van a ser los libertadores de Cuba», según el testimonio del portavoz de Unpacu.

Toda la actualidad en portada

comentarios