Las víctimas del terrorismo en Israel protestan por una nueva liberación de presos palestinos

Actualizado:

El domingo por la noche Israel hizo pública la lista de la segunda tanda de 26 prisioneros palestinos que serán liberados como parte del acuerdo entre el gobierno israelí y el palestino de dejar libres a un total de 104 reos para avanzar las negociaciones. El anuncio ha vuelto a despertar el enfado y la indignación de las familias de las víctimas del terrorismo, ya que todos los presos que serán liberados han sido condenados por el asesinato de civiles israelíes. El pasado agosto, Israel liberó a la primera tanda de prisioneros, otros 26 hombres, y se espera que tras la de este miércoles, se proceda a otras dos en un plazo de seis meses.

“Siento que mi país, mi gobierno, me ha traicionado de nuevo,” comentó Ron Kerman, padre de una víctima del terrorismo a ABC. “Ya viví el martirio de ver al asesino de mi hija salir libre y celebrarlo con su familia en 2011 y ahora tengo que ver como otros también salen libres para comenzar su nueva vida,” dijo Kerman, cuya hija Tal, de dieciocho años, murió cuando un terrorista se inmoló en un autobús en 2003.

El asesino, que planeó el atentado, quedó libre durante el intercambio de prisioneros de 2011, en el que Israel liberó a 1027 palestinos en cárceles israelíes a cambio del soldado Gilad Shalit, secuestrado en Gaza.

Otro de los prisioneros que saldrá libre este miércoles es Damouni Saad Mohammed Ahmed, que participó en el linchamiento del reservista israelí Amnón Pomerantz en 1990 en Gaza, cuando prendió fuego a su coche con Pomerantz dentro.

“Todos estos sacrificios que estamos haciendo dejando libres a estos asesinos, para qué,” se lamentó Kerman, “el proceso de paz es una patraña, los palestinos sólo perciben estas liberaciones como signos de debilidad por nuestra parte. Para eso, que no se molesten en capturarles, si les van a dejar libres de todas formas.”

El precio de la paz

Muchos familiares aseguran tener la sensación de estar pagando el precio de una paz que no llega nunca. “Este enorme sacrificio que estamos haciendo se va a quedar en nada, en puro aire,” se quejó por teléfono Gila Moshe, hermana del abogado Ian Feinberg, asesinado en la Franja de Gaza en 1993. Feinberg trabajaba en una ONG europea cuando tres hombres irrumpieron en las oficinas y asesinaron al activista, de 30 años, con un hacha frente a sus compañeros de trabajo.

“Al menos con Gilad Shalit el sacrificio tenía una razón, la vuelta del soldado a casa, pero ahora sentimos que esto es absolutamente en vano. Cada liberación me supone un golpe tremendo, un dolor inmenso por que siento que somos la moneda de cambio de un trueque absurdo,” comentó Moshe.

La familia Moshe-Feinberg tiene el dolor añadido de que dos de los tres asesinos de Ian han quedado en libertad tras el intercambio de 2011 y la última liberación de agosto, mientras que el tercero está en la lista de nombres que serán liberados este miércoles.