Internacional

Los inspectores de la ONU se dirigen al barrio de Jobar en Damasco, donde fue el ataque químico

Al menos dos proyectiles de mortero han caído cerca del hotel Four Seasons en el que se hospeda el equipo de inspectores de las Naciones Unidas

maría g.picatoste - Actualizado: Guardado en: Internacional

Los inspectores de la ONU abandonan el hotel Dame Rose y se dirigen al barrio de Jobar en Damasco, donde fue el ataque químico.

Han tenido una mañana accidentada ya que según informa la agencia Reuters al menos dos proyectiles de bombero han caído en la misma zona donde se encuentra el hotel en el que están alojados, según han indicado los residentes de la zona. Medios estatales sirios han indicado que los proyectiles eran de fabricación casera y fueron fabricados por «terroristas», término que emplean para referirse a las fuerzas que luchan contra el presidente Bashar al Assad. Según la agencia oficial SANA, ha habido tres heridos.

Los inspectores de la ONU han abandonado este lunes su hotel para visitar el lugar donde se produzco el miércoles pasado el presunto ataque con armas químicas al este de Damasco. Activistas opositores han denunciado cientos de muertos en este ataque, del que han acusado al Gobierno sirio.

El Gobierno de Damasco accedió ayer a permitir que Naciones Unidas investigue sobre el terreno el presunto ataque con armas químicas que tuvo lugar el pasado miércoles en un suburbio a las afueras de la capital. En una declaración oficial, el portavoz de la oficina del secretario de Naciones Unidas, Ban Ki-moon, explicó que el régimen de Bashar Al Assad les había confirmado que les ofrecerían «la cooperación necesaria» durante la investigación. Eso significa que los inspectores, muchos de los cuales ya están en Damasco, podrán trasladarse al área afectada en Ghouta hoy. Otro de los términos de esa cooperación es que durante el tiempo que dure la investigación, el gobierno deberá «observar el cese de las hostilidades en las localizaciones relacionadas con el incidente», añadió el comunicado.

La autorización fue concedida después de las reuniones mantenidas durante el sábado y el domingo entre oficiales del gobierno sirio y Angela Kane, alto representante para Asuntos de Desarme de la ONU. Inmediatamente después de recibir el permiso oficial sirio, quedó confirmado que el equipo de inspectores que se encargarán de investigar lo sucedido estará liderado por el doctor de origen sueco Ake Sellstrom, a quien Ban ha encargado como misión prioritaria el verificar los detalles del ataque, principalmente si ralmente se usaron armas químicas. Para ello, el equipo de Sellstrom contará con miembros de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas y de la Organización Mundial de la Salud.

La concesión de esta autorización llegó poco después de que el gobierno de Estados Unidos confirmase que el Pentágono estaba preparando varias opciones militares para una ofensiva en Siria a petición del presidente Barack Obama.

Toda la actualidad en portada

comentarios