La oposición siria denuncia un ataque químico con más de 1.000 muertos cerca de Damasco
Familiares y activistas, entre los cuerpos de los fallecidos en el supuesto ataque químico - reuters

La oposición siria denuncia un ataque químico con más de 1.000 muertos cerca de Damasco

Actualizado:

La oposición siria asegura que al menos 1.100 personas han muerto este miércoles en un supuesto ataque con armas químicas en varios distritos de la periferia de Damasco. En un comunicado, la Coalición Nacional Siria (Cnfros) insta además a la misión de la ONU, que llegó hace tres días a territorio sirio para investigar el supuesto uso de armamento químico, a que visite inmediatamente la zona de Guta Oriental y otras áreas atacadas.

El presidente de la alianza opositora, Ahmed Yarba, ha pedido en un comunicado al Consejo de Seguridad de la ONU que se reúna de inmediato y «afronte su responsabilidad ante el crimen que perpetró [Bachar] al Asad contra la humanidad con el uso de armas químicas en Guta del Este». El líder opositor dijo haber contactado con ministros de Exteriores árabes y occidentales para que los expertos de la ONU puedan acceder a esa zona.

El secretario general de la Liga Árabe, Nabil al Arabi, ha solicitado ya a los expertos internacionales que se dirijan a Guta del Este.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en Londres, había anunciado a primera hora de la mañana un ataque químico con cientos de víctimas en varias zonas de la periferia de Damasco, ha denunciado el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Según el grupo, que cuenta con una amplia red de activistas sobre el terreno, el ejército sirio lanzó de madrugada gases tóxicos contra Al Guta Este y Muadamiya al Sham. El Observatorio agregó que el área de Al Guta Oeste fue también bombardeada por aviones militares, en los que han sido los ataques aéreos más intensos contra esta zona desde el inicio el conflicto en marzo de 2011.

El régimen de Assad ha negado, por su parte, que se haya producido un ataque con armas químicas contra esas zonas. La agencia oficial Sana, que cita a una «fuente de información», calificó de «falsas» las noticias difundidas por medios de comunicación sobre el empleo de armas químicas en esas zonas.

Misión de la ONU

La fuente afirmó que los datos difundidos en canales de televisión como «Al Yazira, Al Arabiya y Sky News, entre otras cadenas, que están implicadas en el derramamiento de sangre siria y en apoyar al terrorismo, son completamente sin fundamento». Añadió que el objetivo de la difusión de este tipo de noticias es distraer a la misión de la ONU, que actualmente está en el país para investigar el supuesto uso de armas químicas, de su trabajo.

«Al menos un centenar de personas han muerto. Pero esta cifra seguramente va a aumentar. Sigue habiendo aún bombardeos», indicó el Observatorio en un comunicado citado por Afp. La cifra de fallecidos no ha podido ser confirmada de forma independiente. Los bombardeos sobre las afueras de Damasco se escuchaban este miércoles a primera hora en la propia capital, desde donde se podían ver amplias nubes de humo como resultado de los ataques.

Fuentes médicas citadas por Reuters cifraron en al menos 213 los fallecidos en los distritos de Ain Tarma, Zamalka y Jobar, a pocos kilómetros de Damasco, sobre los que cayeron cohetes supuestamente con una carga química. «Muchas de las víctimas son mujeres y niños. Llegaron con las pupilas dilatadas, con las extremidades frías y con espuma en la boca. Los médicos afirman que son síntomas habituales en pacientes afectados por un gas nervioso», explicó una enfermra a la agencia de noticias.

Sin heridas

En numerosos vídeos aficionados publicados en internet poco después de los ataques se observan habitaciones llenas de víctimas, algunas con más de 90 cadáveres, muchos de los cuales se ven pálidos, pero sin aparentes heridas. Otra grabación muestra a los sanitarios tratando a los afectados en clínicas improvisadas.

El Observatorio de Derechos Humanos ha instado, sin embargo, a la misión de la ONU que investiga el supuesto uso de armas químicas en territorio sirio, que llegó el pasado día 18 a Siria tras varios retrasos, a que visite los distritos atacados en Damasco.

La Coalición Nacional Siria (Cnfros), la principal alianza opositora, ha denunciado que el régimen restringe los movimientos de la misión de la ONU, lo que afectará al resultado de su estudio.