estados unidos

Un estadounidense despierta de un coma hablando solo sueco

Cuando recuperó la consciencia Michael Boatwright, se hizo llamar con un nombre sueco y era incapaz de hablar en inglés

abc.es - Actualizado: Guardado en: Internacional

Una nueva historia acaba de conmocionar a Estados Unidos. Los médicos están investigando el misterio de un hombre estadounidense que despertó en un centro médico de California hablando sólo sueco, sin memoria de su pasado, después de haber sido encontrado hace cuatro meses en un motel situado en Palm Springs, una localidad al sur del Estado.

Lo curioso del caso es que el americano, Michael Boatwright, de 61 años, se despertó de un estado de amnesia, haciéndose llamar como Johan Ek, un nombre sueco, y sin poder articular palabra de su idioma natal, inglés; según ha informado un periódico local californiano y así lo ha recogido el diario británico «The Guardian».

Funcionarios del hospital en el que estuvo ingresado creen que Boatwright pudo haber visitado la localidad con motivo de un torneo de tenis celebrado en el valle de Coachella. Esta suposición se fundamenta en que el estadounidense fue encontrado con una bolsa de ropa de deporte, una mochila y raquetas de tenis. También llevaba un pasaporte, una tarjeta de identificación del Estado de California y la tarjeta de la seguridad social, la cual lo identificó como Michael Thomas Boatwright.

En marzo, los médicos diagnosticaron que Boatwright padecía una amnesia global transitoria, una enfermedad provocada por un trauma físico o emocional que puede durar varios meses. El trastorno mental se caracteriza por la pérdida de memoria y la posible adopción de una nueva identidad, según ha publicado The Guardian.

Combates medievales

El personal médico y los trabajadores sociales han sido incapaces de localizar a los familiares de Boatwright. Las autoridades aún no están seguras de su lugar de nacimiento, aunque en su identificación constataba que era natural de Florida, mientras que otras fotagrafías y documentación lo sitúan en Suecia unos años atrás. Además varios registros públicos suecos muestran que Boatwright vivió en Suecia entre 1981 y 2003. Unos conocidos suyos suecos constataron a la prensa que lo conocían personalmente y lo describieron como un hombre que tenía un gran interés en la historia medieval.

«Él era muy agradable, simpático y le gustaba mucho participar en las justas medievales», ha afirmado Olof Sahlin a «Associated Press» y añade que le parecía «un poco reservado».

Sahlin ha dicho que nunca supo cómo Boatwright se ganó la vida durante su estancia en Suecia, pero ha escuchado decir que trabajó brevemente como un asistente personal y en el sector de la construcción. Sahlin ha certificado que su último contacto con él fue en 1999, y que no sabía lo que le pasó después de eso.

Cuentas chinas

Boatwright no se acuerda de su hijo ni de sus dos exesposas. Tampoco sabe cómo usar el transporte público o buscar alojamiento temporal en albergues u hoteles, según ha confirmado la trabajadora social asignada a su caso, Lisa Vasquez.

«Él no tiene ingresos mensuales, lo que complica aún más su tratamiento en el centro médico. Cuenta con poco dinero en efectivo, tan solo 180 dólares (120 euros). Se sabe que tiene varias cuentas bancarias chinas pero solo puede acceder a una de ellas en la que dispone de 7 dólares», ha recogido «The Guardian».

Toda la actualidad en portada

comentarios