Kim Jong-un distribuyó «Mein Kampf» entre su gabinete el día de su cumpleaños
Kim Jong-un, líder de Corea del Norte - apf

Kim Jong-un distribuyó «Mein Kampf» entre su gabinete el día de su cumpleaños

Actualizado:

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un sorprende al mundo con su última excentricidad. «Mein Kampf» (Mi lucha), el libro que escribió Adolf Hitler, donde expone los pilares básicos del nazismo junto a relatos biográficos, será ahora de lectura obligatoria entre la cúpula política de Pyongyang.

Kim Jong-un decidió regalárselo a los miembros de su gabinete el día de su cumpleaños, con la intención de que «se inspiren» en los postulados hitlerianos. Así lo cuenta la página de referencia de la disidencia norcoreana, «News Focus International» y así lo ha negado Pyongyang en un comunicado.

El artículo toma como fuente las declaraciones de un funcionario público del régimen, que asegura que Kim Jong-un aconsejó «estudiar con detenimiento» el Tercer Reich para tratar de extraer «lecciones útiles» del mismo, ya que Hitler «levantó Alemania tras la primera Guerra Mundial». En concreto el líder norcoreano considera que el deporte es aquello que «mantuvo unido y fuerte» al régimen nazi y que las políticas de infancia son «dignas de admiración».

«Contra la despreciable escoria humana»

El Ministerio de Seguridad del Pueblo norcoreano «eliminará físicamente a la despreciable escoria humana» que cometa actos de «traición» a instancias de Corea del Sur y EEUU, indicó este organismo del Gobierno en un comunicado oficial difundido por la agencia estatal KCNA.

Corea del Norte acusó a los disidentes que publicaron el artículo de participar en una «campaña de desprestigio» para menoscabar la «gran personalidad del líder» de este país comunista en el que criticar a la máxima autoridad del Estado es considerado un grave delito.

El Ministerio aseguró en su comunicado que los Gobiernos de EEUU y Corea del Sur están detrás de esta campaña que, destacó, ha despertado la ira y la indignación del Ejército norcoreano.

Corea del Norte es uno de los países más herméticos del mundo y oculta con recelo todo lo que ocurre en su interior, especialmente en las altas esferas políticas, por lo que a menudo las informaciones que se publican sobre el régimen provienen de fuentes anónimas y son difíciles de contrastar.

Pyongyang ha acusado en varias ocasiones a Corea del Sur y EEUU, con los que mantiene un prolongado antagonismo desde hace décadas, de promover y financiar campañas de difamación para manchar la imagen del país.