Internacional

El Polisario cumple 40 años en medio de protestas en el Sahara ocupado por Rabat

El presidente Abdelaziz lanza un discurso optimista a su pueblo a pesar de la falta de apoyos internacionales

abc - Actualizado: Guardado en: Internacional

El secretario general del Frente Polisario y presidente de la RASD, Mohamed Abdelaziz, lanzó este viernes un mensaje de esperanza y de lucha al pueblo saharaui durante los actos conmemorativos del 40 aniversario de la fundación de ese movimiento independentista, informa Efe. «Tras cuarenta años de lucha ahí está el pueblo saharaui secundando las manifestaciones pacíficas en las principales ciudades ocupadas, El Aaiún, Smara, Bojador y Dajla (...) enarbolando las mismas banderas y eslóganes que portó la población saharaui en 1975, contra la presencia colonial española», dijo Abdelaziz.

El máximo dirigente del Polisario hacía referencia a las recientes protestas que estallaron en esta ciudad después de que la última resolución del Consejo de Seguridad para la prolongación de la misión de la ONU en el Sáhara Occidental (Minurso) no incluyera la supervisión de los derechos humanos.

Sobre esta cuestión, el presidente de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) lanzó un llamamiento a «las organizaciones internacionales, a la sociedad civil, a los observadores internacionales y a los medios de comunicación independientes a visitar los territorios ocupados del Sáhara Occidental y a contribuir a proteger a los saharauis de un peligro inminente».

Bajo un sol abrasador y ante varios miles de saharauis que se acercaron al campamento de refugiados de la provincia meridional argelina de Tinduf, Abdelaziz también mostró su optimismo por el futuro de la lucha independentista.

A las nuevas generaciones, muchas de las cuales no vivieron los años de guerra entre el Polisario y Marruecos, que acordaron un alto el fuego en 1991, Abdelaziz declaró que el «futuro es prometedor». «Hay indicios que auguran que la victoria está más cerca que nunca», dijo Abdelaziz durante la ceremonia, que comenzó con el izado de la bandera saharaui.

El presidente de la RASD, que vestía uniforme militar, dedicó parte de su discurso a recordar los hitos del Polisario y a arremeter con fuerza contra Marruecos, país que calificó de invasor, ocupante y represor.

Tras sus palabras se llevó a cabo un desfile militar, durante el que un cuerpo de jóvenes reclutas realizó una demostración de artes marciales y de defensa personal.

Con ello, según el Polisario se pretende mostrar que el pueblo saharaui continúa comprometido con la negociación pacífica, aunque sigue preparado para retomar las armas si la situación lo requiere.

El secretario del Frente Polisario, que se define como el único representante legítimo del pueblo, quiso simbolizar también el supuesto compromiso de las nuevas generaciones encendiendo una antorcha portada por uno de los jóvenes soldados.

Sin apenas autoridades extranjeras

La máxima representación política extranjera en los actos, que continuarán esta tarde y mañana con actuaciones y conciertos, fue la del primer ministro de Lesoto, Motsoahae Thomas Thabane, y la del secretario de Estado argelino, Belkasem Sahli.

Por parte española, que no envió una representación oficial, un gran número de partidos políticos y asociaciones civiles hicieron acto de presencia.

En su discurso, en el que dedicó un momento para agradecer la solidaridad de los «pueblos de España», volvió a pedir al Gobierno español que «asuma sus responsabilidades jurídica y ética respecto a la descolonización del Sáhara Occidental».

Entre los representantes políticos españoles se encontraban el director de Relaciones Internacionales del PSOE, José Antonio Espejo, o Ana Bella, integrante del Partido Popular por la Asamblea de Madrid, que viajó a los campamentos como parte de una representación parlamentaria mixta formada por el PSOE, IU y UPD.

Asimismo, la ceremonia contó con un representante del gobierno vasco, Paul Ortega, director de la Agencia Vasca de Cooperación para el Desarrollo y con la de otras agrupaciones regionales y nacionales.

Han perdido el miedo

Todas ellas mostraron su solidaridad con la población saharaui y destacaron las duras condiciones en las que viven los habitantes de los campamentos de Tinduf.

Por su parte, el coordinador estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara, Miguel Castro, aseguró que «más temprano que tarde el pueblo saharaui encontrará una solución».

«En los territorios saharauis ocupados la población ha perdido el miedo, no solamente a decir que son saharauis y que el Sáhara les pertenece a ellos, no a Marruecos», insistió Castro, que también lamentó la reducción drástica de la ayuda humanitaria en general y la recibida por los saharauis en particular, como consecuencia de la crisis española.

Toda la actualidad en portada

comentarios