Ataque con bomba en una iglesia de Tanzania durante la visita del nuncio

Actualizado:

Al menos una mujer murió y 57 personas más resultaron heridas ayer por la explosión de una presunta bomba colocada en una iglesia católica de la ciudad de Arusha, en el norte de Tanzania, según informaron fuentes policiales.

En la iglesia se estaba celebrando una ceremonia de inauguración del templo a la que asistía el nuncio del Vaticano para Tanzania, el arzobispo filipino Francisco Montecillo Padilla. El prelado resultó ileso.

Las tensiones interreligiosas se han incrementado en las últimas semanas en Tanzania tras la muerte de dos líderes cristianos en las islas de Zanzíbar, de mayoría musulmana que provocaron ataques contra religiosos islámicos y mezquitas. Arusha se encuentra cerca del emblemático monte Kilimanjaro, una zona habitada mayoritariamente por cristianos.

El ministro de Asuntos Exteriores del país, Bernard Membe, manifestó su "profunda consternación" a través de Twitter tras conocer la noticia. El presidente del país, Jakaya Kikwete, ha alertado en varios discursos a la nación del peligro que suponen estos conflictos interreligiosos en un país en el que la mayoría son cristianos y musulmanes.