Sarkozy, imputado por abuso de confianza en caso de la octogenaria Bettencourt
Nicolás Sarkozy, a su salida con los jueces instructores en Burdeos - AFP

Sarkozy, imputado por abuso de confianza en caso de la octogenaria Bettencourt

Actualizado:

El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy, ha sido inculpado del presunto delito de abuso de confianza de una anciana, Liliane Bettencourt (90 años), la mujer más rica de Francia.

Los jueces que instruyen uno de los varios escándalos ligados a Liliane Bettencourt sospechan que Nicolas Sarkozy pudo beneficiarse de ciertos favores económicos de la millonaria, durante la campaña de las elecciones presidenciales del 2007.

Según la secretaria y un antiguo mayordomo de Liliane Bettencourt, Nicolas Sarkozy visitó a la anciana en su residencia particular, en Neuilly (una ciudad de la periferia oeste, de la que el ex presidente fue alcalde durante varios años), en numerosas ocasiones, pidiéndole dinero para financiar la campaña electoral que le permitió ser elegido presidente de la República.

Nicolas Sarkozy niega y desmiente desde hace años tales acusaciones y sospechas, entregando a los jueces instructores sus agendas personales, como gesto de buena voluntad, intentado demostrar su inocencia y deseo de cooperar con la justicia.

Sin embargo, los jueces instructores han procedido a un careo de Sarkozy con sus acusadores, en Burdeos, con mucha discrección. Ante los jueces, el expresidente y sus acusadores han intercambiado afirmaciones y desmentidos. Tras varias horas de careo e interrogatorios, un abogado de Sarkozy anunció que el ex presidente ha sido oficialmente inculpado del posible delito de abuso de la confianza de una anciana millonaria.

Se trata de un vuelco excepcional en uno de los escándalos ligados a la Liliane Bettencourt. El más explosivo, políticamente, ya que afecta directamente a la campaña electoral de un expresidente con muchas ambiciones.

Hay otros escándalos paralelos con posibles ramificaciones políticas. Liliane Bettencourt también ha sido acusada de evadir impuestos, durante muchos años, con varias cuentas numeradas en Suiza y otros paraísos fiscales. Esos procesos siguen su compleja instrucción y pudieran tener ramificaciones políticas, más adelante.