EEUU suspende los vuelos de sus cazas F-35 tras detectar un fallo en un motor

Actualizado:

El Departamento de Defensa del Gobierno estadounidense ha anunciado la suspensión de todas las misiones de los cazabombarderos modelo F-35 tras detectarse una fisura en una de las paletas de una turbina de uno de los aparatos durante una revisión rutinaria.

El fallo fue detectado en un caza ubicado en la Base de las Fuerzas Aéreas de Edwards, en California, el pasado 19 de febrero. Entonces se descubrió una fisura en una de las paletas de una turbina de un F-35A.

Por el momento se desconoce si se trata de un fallo de diseño que afecte a todos los aparatos o si se trata de un defecto puntual, pero se ha decidido suspender todos los vuelos de los 51 cazas como medida preventiva.

Hasta 17 están siendo probados y 34 están ya siendo utilizados para entrenamientos en Florida y Arizona. Esta es la segunda vez en menos de dos meses que Estados Unidos cancela los vuelos de los F-35, un nuevo revés para el programa F-35, con un coste de 396.000 millones de dólares, el más caro del Pentágono.