Internacional

Internacional

«Chávez parece tan débil que es incapaz de mantenerse sentado»

Día 15/02/2013 - 22.20h
Temas relacionados

La foto distribuida por el Gobierno de Venezuela está cuidadosamente preparada para mostrar una lozanía falsa del presidente

A simple vista no parece una imagen forzada: un paciente convaleciente de buen aspecto leyendo con tranquilidad el periódico. Al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, no se le ve demacrado, ni cansado ni con mal color. La foto oficial que el Gobierno venezolano ha distribuido no cuadra con la de un paciente con cáncer terminal que ha sido operado cuatro veces para detener la metástasis. Ni tampoco se corresponde con la de un enfermo que en menos de dos meses ha superado una cirugía para cortar gran parte de su intestino, un fallo renal que deja inutilizados los riñones, una grave infección respiratoria y ha estado en coma inducido para soportar su situación. Ni desde luego es la imagen de alguien que hasta hace pocas semanas ha permanecido en una situación crítica.

La explicación es que la lozanía que luce Chavez es solo una imagen con trampa, en opinión de los médicos intensivistas con los que ha hablado ABC.

Lo primero que llama la atención es la postura. Aparece prácticamente tumbado, cuando lo natural es estar más erguido para leer. «Parece tan débil que es incapaz de mantenerse sentado», aseguran. Otra muestra de su debilidad muscular es la incapacidad de sus brazos para levantar el periódico y ponerlo a la altura de los ojos. Chávez aparece con los ojos semicerrados, obligado a mirar hacia abajo porque no puede elevar el periódico.

El cuello de su chándal también está estratégicamente cerrado para que no se vea la traqueotomía, la apertura de la tráquea ni la cánula traqueal a través de la cual se le conecta un respirador que le ayuda a bombear sus pulmones. Puede que su situación no le obligue a tenerlo conectado de forma permanente, pero lo necesitará para respirar con tranquilidad por la noche o en momentos críticos. Esa cánula le impide ahora hablar y necesitará tiempo y rehabilitación para poder hacerlo con propiedad.

Sorprendentemente, sin cables ni catéteres

Esa foto tan cuidada tampoco permite ver ni un catéter, ni un cable con suero ni una sonda urinaria que suelen tener la mayoría de los enfermos en su situación y que con toda seguridad se esconden bajo la cama.

En la mejor de las situaciones el presidente necesitaría aún de uno a dos meses de rehabilitación para recuperar tono muscular, superar la atrofia muscular que probablemente sufra tras estar tanto tiempo encamado y también más tiempo para recuperar el habla.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

La liebre eléctrica

El nacionalismo actual del PNV es un pragmático proyecto de poder al que la independencia solo le interesa a plazos

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Cinco ideas para pasar el Puente de Mayo en Andalucía

GUÍA REPSOL. Desde un hotelito de Sevilla hasta un mirador en Tarifa, lugares con encanto para disfrutar del Sur

Más información en VIAJAR

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.