Internacional

Internacional

Alarma en Colombia por la falsificación en China de sombreros vueltiaos

Día 29/01/2013 - 01.41h
Temas relacionados

Más de 50.000 familias dependen de la fabricación artesanal de objetos típicos como estos accesorios

Alarma en Colombia por la falsificación en China de sombreros vueltiaos
archivo
Sombrero vueltiao colombiano

Colombia es café, Gabriel García Márquez, esmeraldas, Fernando Botero, frutas exóticas y sombrero vueltiao. Cuando se viaja al exterior, alguno de estos productos va entre las maletas. Son orgullo, son identidad. El sombrero vueltiao, en particular, sirve para protegerse del sol y tiene sus orígenes en la cultura indígena Zenú. En las tierras del norte de Colombia lo elaboran con una fibra natural proveniente de una palmera - caña flecha-, que tiñen en fibras blancas y negras para luego trenzarlas mediante una técnica implementada hace más de mil años.

Por eso esta semana la indignación en Colombia fue total cuando los diarios colombianos develaron cómo los chinos estaban falsificando los sombreros vueltiaos y vendiéndolos como pan caliente en Colombia y el mundo por precios irrisorios.

«El Congreso, los gremios y pequeños fabricantes pidieron al Gobierno, a través del Ministerio de Comercio Exterior, explicar por qué se permitió la entrada legal de estos productos extranjeros, sin ningún tipo de advertencia (…)», contaba el diario «El Tiempo» explicando que mientras un sombrero vueltiao chino vale 7 dólares, uno original se vende por el triple. Para los congresistas colombianos, más de 50 mil familias dependen de la fabricación artesanal de objetos típicos de la región Caribe entre las que se cuentan al menos 6 mil 200 mujeres cabezas de hogar.

El mismo diario entrevistó a Éder Suárez, quien conoce todos los secretos del típico sombrero vueltiao. «Tengo que darle de comer a mis hijos y me han obligado a traicionar mis principios al vender los dos tipos de sombrero, y, por desgracia, tengo que reconocer que el chino se vende más que el de nosotros», le contó a «El Tiempo». Según Suárez, las ventas de los «clones» chinos triplican las del original. En un mes, el promedio es de 180 sombreros sintéticos, mientras que de los auténticos de caña flecha, sólo alcanza a vender unas 60 unidades.

Por eso se reaccionó pronto. Esta misma semana la Superintendencia de Industria y Comercio, que se encarga de regular la competencia desleal, sacó un nuevo decreto según el cual «quien comercialice o produzca un sombrero que busque sustituir el sombrero ‘vueltiao’ original del Resguardo Indígena Zenú de San Andrés de Sotavento, será sancionado con una multa de un poco más de 200.000 dólares». Los artesanos saben que son palabras al viento. Los consumidores prefieren pagar menos. No importa si es un sombrero vueltiao chino. Habrá que ver.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Quien perdió fue el Reino Unido

Habrá quien diga que casi un once por ciento es una victoria contundente. «Contundente»... ¿comparada con qué?

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Diez destinos increíbles para viajar barato en octubre

ABC VIAJAR. Un crucero por Grecia, Italia o Francia, un viaje a la India o un circuito por Jordania, apuestas para hacer en otoño

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.