Internacional

Internacional

Westerwelle: «Los españoles son curiosos, por eso descubrieron el nuevo mundo»

Día 27/01/2013 - 17.21h
Temas relacionados

El jefe de la diplomacia germana insiste en que, si nuestro país persevera en el camino de las reformas, se situará en el escogido grupo de los «países triunfadores»

El ministro de Exteriores alemán, Guido Westerwelle, viene a España con un mensaje de perseverancia en el rigor y en las reformas, por duras que estas sean. Pero viene, sobre todo, con un mensaje de optimismo y confianza en nuestro país. En una entrevista mantenida con el ministro en la redacción de ABC, Westerwelle insiste en que las reformas son el camino ineludible por el que deben transitar todos los países que deseen adaptarse a un mundo globalizado, en constante cambio, que exige competitividad y realismo. Pero del que nuestro país saldrá reforzado: «Si actuamos con perseverancia, con energía y valentía, España será más fuerte en el futuro. Todos lo seremos en Europa después de haber pasado por esa fase de cambio que implica salir de una política de endeudamiento y entramos en una política con miras de futuro». Vivimos, insiste, en un mundo en continuo cambio ante el que no sirve de nada amarrarse a la nostalgia del pasado: «Y aquí, en España, donde han emprendido la vía de las reformas pronto serán los ganadores. En cambio, aquellos países que piensen que en un mundo cambiante podrán seguir gestionando (la política) como siempre serán los perdedores».

Levanta el ánimo la fe de Westerwelle en España y en la capacidad de nuestro país para salir adelante: «Tengo confianza en España. Los españoles son aplicados, laboriosos. Tienen una visión clara del mundo. Lo que tiene que ver con su historia y con el hecho de que hablan un idioma internacional. Desde muy pronto han invertido en otras partes del mundo y a la vez han invitado a que se invierta en España. Los españoles tienen un marcado sentimiento de solidaridad que va desde la familia, como núcleo primario, hasta Europa en su conjunto. Los españoles son curiosos. Si no, jamás se habría descubierto el mundo...»

Optimismo

Pero sus palabras de optimismo para el futuro chocan con los duros tiempos que vivimos en estos momentos. Recordamos al ministro los duros sacrificios realizados. Han subido los impuestos y han bajado los sueldos. Estamos cerca de los seis millones de parados. Westerwelle es persona muy afable, de sonrisa permanente. Pero sabía que este no es momento de sonreír. Con el ceño fruncido y tras una larga, interminable, reflexiva pausa, comenta:«España está en una situación emocional muy difícil. Dado que conozco España bastante bien, comprendo perfectamente las emociones, los sentimientos de los españoles ante estas cifras de paro. Sobre todo ante el paro juvenil. Y admiro también la determinación del Gobierno español, del pueblo español, de caminar por esta senda pedregosa. Al final, llegará la recompensa. También para los jóvenes, para los mayores y quienes buscan trabajo. El cambio de tendencia está muy cerca. España está convenciendo a los mercados financieros. En Europa se reconoce cada vez más la relevancia estratégica de España a la hora de abrir mercados en América Latina. Es evidente también la relevancia estratégica de España para las nuevas oportunidades económicas al sur del Mediterráneo. Una política energética comunitaria ofrece un gran potencial a su país, sobre todo con miras a las energías renovables...»

Un discurso siempre positivo para remachar que no hay más camino que el del cambio, las reformas, el rigor, el desendeudamiento... y la amplitud de miras, que choca con el nacionalismo estrecho.

Cataluña

En un momento de la conversación fue inevitable la referencia a la situación en Cataluña y las tendencias separatistas que se abaten sobre nuestro país. El ministro alemán, con mucha diplomacia, señaló que, como ministro de Exteriores de Alemania, no puede terciar «en un debate interno». Pero, a continuación, sin apenas hacer un punto seguido, retoma el hilo de la conversación para alzarse contra las políticas de aldea y campanario:«Quisiera aprovechar su pregunta para dar una respuesta más global. El proteccionismo y la renacionalización, con independencia de donde se den en el mundo, en el norte, en el sur de Europa o en cualquier otro continente, no es la respuesta inteligente a la globalización».

La deuda mata

Guido Westerwelle asegura que está a favor de una política económica de crecimiento. Pero de un crecimiento basado en la competitividad y el saneamiento de cuentas. No cree recomendable un crecimiento basado en el endeudamiento, que a su entender tendría consecuencias tóxicas:«El dulce veneno de la deuda puede dar un impulso momentáneo, pero al final uno acaba muriendo», sentencia. Que el crecimiento dependa de la deuda tendría efectos muy contraproducentes. «El crecimiento no es el resultado de la deuda, que solo podría conducir a una mejora momentánea pero que no tendría consecuencias a medio plazo. El crecimiento comprado con deuda, por decirlo así, nos ha llevado a la situación de dificultad en la que nos encontramos».

Pero el ministro quiere remachar que no ha venido a España solo para insistir en el mensaje del rigor. Su empeño es que no veamos a Alemania solo como la patria de la austeridad. Que las relaciones entre España y Alemania van mucho más allá: «Quiero hacerles una petición. Quiero pedirles algo de optimismo, de respeto, de satisfacción por lo que ya se ha emprendido. Es algo necesario cuando uno quiere superar una crisis. Yo les pido que no reduzcan la política alemana a la austeridad. Sería importante que comuniquen a sus lectores que quizás no sepan cuánto estiman los alemanes a los españoles. Y no porque en España siempre brille el sol, sino porque realmente se quiere a España y a los españoles como a un pueblo cariñoso, con una visión amplia». Tras lo que en clara lengua española concluye:«Alemania está al lado de España».

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

El patriarca, «todos»

No, no son Pujol & Hijos, S. L. los responsables. Responsables son «todos». Eso dice el Patriarca

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Lo que hay que saber para exprimir 48 horas en Zaragoza

GUÍA REPSOL. La capital del Ebro ofrece cultura, diversión y buena gastronomía

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.