Corea del Norte planea una nueva prueba nuclear y amenaza a EE.UU.

Actualizado:

Corea del Norte podría llevar a cabo otro ensayo nuclear, el tercero ya, como represalia por la reciente condena de la ONU al lanzamiento del cohete disparado en diciembre, que puso en órbita un satélite espacial pero era la prueba encubierta de un misil de largo alcance. Envalentonado por dicho éxito, el régimen estalinista de Pyongyang anunció hoy un ensayo atómico como el que llevó a cabo en 2006 y en 2009.

«No ocultamos que varios satélites y cohetes de largo alcance serán lanzados uno detrás de otro por la República Democrática Popular de Corea y que una prueba nuclear de nivel más alto será llevada a cabo de forma inminente. Una nueva fase de la lucha contra EE.UU., que ha durado siglo tras siglo, se enfocará contra ese país, enemigo jurado del pueblo coreano», amenazó con el belicismo habitual del régimen la Comisión Nacional de Defensa, que preside el joven caudillo Kim Jong-un.

En las dos ocasiones anteriores, Pyongyang también detonó una bomba atómica después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas condenara e impusiera sanciones contra sus lanzamientos de misiles. Ahora, Corea del Norte podría utilizar uranio enriquecido, en lugar del plutonio que usó en 2006 y 2009, porque es más fácil de miniaturizar y cargar en un artefacto explosivo.

De visita en Seúl, el enviado de la Casa Blanca para Corea del Norte, Glyn Davies, confió en que Pyongyang no cumpla finalmente su amenaza porque “será un error y una oportunidad perdida”.