Internacional

ÚLTIMA HORA
Rajoy garantiza que no habrá consulta ilegal y acusa a Mas de querer llevar a Cataluña a la Edad Media

Internacional

Maduro extiende su poder manipulando la mitología creada en torno a Chávez

Día 08/01/2013 - 10.33h
Temas relacionados

El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela advierte de que alterar la Constitución sería «moralmente inaceptable»

El vicepresidente venezolano, Nicolás Maduro, no tiene el carisma de Hugo Chávez. Carece de la autoridad del líder bolivariano en las divididas filas del chavismo y de su popularidad entre ciertos sectores de la sociedad venezolana. De ahí que, en tanto se prolonga la grave enfermedad del presidente, Maduro esté aprovechando para reforzar su liderazgo y ampliar su poder a la sombra de la mitología creada estos días en torno a Chávez, convertido ya en una especie de icono popular.

No hay día en el que Maduro no llore y rece a la vez por la salud de Chávez, omnipresente en todas las esquinas de un país en el que el enfermo presidente es presentado casi como un héroe mítico de la historia. Maduro necesita presentarse como el único heredero del mito. Ayer mismo, el vicepresidente trasladó a los niños de todo el país, en el día de su vuelta a las clases, «un beso y un abrazo emocionados» de Chávez. «Estamos aquí en el primer día de clases del año 2013, trayéndole a todas las niñas y niños un beso y un abrazo emocionado de nuestro comandante», afirmó.

«Para el chavismo es fundamental que si Maduro es el candidato en una elección presidencial por la salida de Chávez, lo haga desde la posición de jefe de Estado o de una posición ventajosa, de aura de poder y de control de todas las instituciones», aseguró a Afp el analista político Luis Vicente León, director de la consultora Datanálisis

Pero la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) sostiene que hay que cumplir con la Constitución, en el sentido de que si el enfermo Chávez no se presenta este jueves para tomar posesión del cargo de presidente, el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, debe reemplazarlo y convocar nuevas elecciones.

Cabello, marginado

Maduro, no obstante, está mostrando tener un gran recelo frente a Cabello. Como si este fuera una amenaza para su aún tibio liderazgo. Y está dispuesto a saltarse la ley y la Constitución para evitar que Cabello se convierta en presidente interino de Venezuela, tal y como prevé la ley fundamental del país, que estipula asimismo la convocatoria de elecciones en el caso de que el presidente se encuentre físicamente inhabilitado para asumir el cargo. En este sentido, la fiscal general del país, Cilia Flores, dio a entender que el próximo jueves ni habrá toma de posesión, ni pasará nada: «El día 10 amanecerá, transcurrirá un día, un día normal para todos los venezolanos y para todo el mundo, y finalizará y amanecerá el 11 con plena normalidad», afirmó.

Esta violación de la ley, no obstante, está levantando una fuerte resistencia. Ya no solo en la oposición, sino en la propia Iglesia. El presidente de la Conferencia Episcopal de Venezuela (CEV), monseñor Diego Padrón, ha advertido de que, en la actual situación, «alterar la Constitución» sería «moralmente inaceptable». Padrón ha aprovechado la asamblea de la Conferencia Episcopal para referirse, por primera vez de forma tan directa, al futuro político de Venezuela. «Está en riesgo el país, es un momento difícil e incierto que pudiera dirigir a Venezuela a una encrucijada peligrosa», advirtió el representante de los obispos, quien considera que la ciudadanía está «confundida» sobre cuál será el futuro de Venezuela, habida cuenta de que no se ha publicado ningún parte médico emitido por expertos.

«No sabemos quién gobierna ahora en Venezuela y esa es la realidad», dijo Julio Borges, coordinador nacional de la organización opositora Primero Justicia. La oposición venezolana prepara amplias protestas para los próximos días y denuncias ante las legaciones extranjeras del vacío de poder que se está produciendo en el país. Aunque aún está por concretar qué forma adquirirá la protesta. «Quieren culpar a la oposición, a los medios internacionales, a todo el mundo por la división, fractura y peleas internas que tiene el oficialismo», señaló Julio Borges en referencia a la diabolización a que somete el chavismo a la oposición.

Pero, para el analista Luis Vicente León, la oposición venezolana no tiene fuerza para impedir que el gobierno siga adelante con sus planes. «La oposición no está en posición de enfrentarse al gobierno y no puede protegerse o defenderse contra un gobierno todopoderoso, armado, rico, que cuenta con el control institucional del país». Sin embargo, varias organizaciones civiles y ONG, entre ellas, la red de Asambleas de Ciudadanos han convocado un paro cívico y acciones de calles para protestar contra las violaciones de la Constitución.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

Tierra quemada

Los líderes madrileños miran al tendido como si Caja Madrid no fuera con ellos

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Los mejores parques urbanos para salir a correr en España

GUÍA REPSOL. Vivir en una gran ciudad no es excusa para no hacer deporte al aire libre

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.