Internacional

Internacional

La desmilitarización de los «sudanes»

Día 08/01/2013 - 19.03h
Temas relacionados

Los Gobiernos de Jartum y Juba acuerdan establecer una zona de exclusión a lo largo de su frontera tras décadas de conflicto

En un nuevo paso hacia la paz, los Gobiernos de Sudán y Sudán del Sur acordaron el pasado fin de semana el establecimiento de una zona desmilitarizada a lo largo de su frontera en disputa (cerca de dos mil kilómetros), una medida encaminada a reanudar las exportaciones de petróleo en la región.

Según el mediador de la Unión Africana para el conflicto, Thabo Mbeki, la primera fase de este histórico proceso podría comenzar a edificarse desde el próximo domingo, fecha en la que está previsto se reanuden las conversaciones entre ambos Estados en la capital de Etiopía, Adis Abeba.

La historia, eso sí, viene de largo. Y no es demasiado esperanzadora sobre la aplicación real de estas medidas.

El pasado abril, tropas del sureño Ejército de Liberación del Pueblo de Sudán se hacían con el control de la región fronteriza de Heglig, enclave vital en las disputas económicas con su vecino (de esta zona, el norte obtiene la mitad de su producción diaria de crudo, 115.000 barriles). Sin embargo, solo diez días después, y según aseguraba entonces a ABC el coronel Philip Aguer, portavoz militar de Sudán del Sur, los bombardeos desde el norte hacia esta posición, así como a otras localidades del estado de Unity, obligaban a la retirada de las tropas hacia el sur.

Una escalada militar, finalizada en septiembre, que como destaca el analista Eric Reeves, se encuentra sostenida, en gran medida, por la confusión internacional que recae sobre las fronteras reales de Heglig (conocido por los sureños como Panthou).

La razón es simple: Desde la última demarcación oficial de sus fronteras, en 1956, Sudán (del norte) se ha negado siempre a negociar este territorio con el sur, ya sea dentro de un tribunal de arbitraje de Naciones Unidas o a través de contactos de alto nivel político.

Aunque no es la única zona en conflicto.

En virtud de los acuerdo de paz de 2005, la región vecina de Abyei cuenta con un estatus administrativo especial, regido por un gobierno compuesto por fuerzas del sureño Ejército de Liberación Popular de Sudán, así como por oficiales pertenecientes al Partido del Congreso Nacional, liderado por el presidente del país, Omar Al Bashir.

Por ello, para Douglas H. Johnson, autor de “The Root Causes of Sudan's Civil Wars, la delimitación de Abyei ha demostrado ser, hasta hora, la cuestión más complicada de resolver. Más aún, que la determinación del resto de la frontera Norte-Sur o la división de los ingresos petroleros.

La gran «mentira» de los acuerdos

Hasta su independencia en julio de 2011, el 98% del presupuesto de Sudán del Sur se basaba en la extracción de petróleo. No obstante, y pese a encontrarse casi el 75% de las reservas en territorio sur sudanés, los acuerdos de paz de 2005 estipulan que ambas regiones se dividieran los ingresos del petróleo a partes iguales. Aunque en esta partida económica las cartas nacieron marcadas. Como ha amenazado en innumerables ocasiones el ministro de Cooperación Regional (Exteriores), Deng Alor Kuol, desde el comienzo de las extracciones, el Gobierno del norte «mintió» sobre la capacidad real de sus reservas, por lo que ahora tocaba «renegociar los términos del acuerdo». Sin embargo, este hecho todavía no se ha producido (Jartum demanda el 40% de la exportación total).

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

La URSS ha muerto ¡Viva Rusia!

Se están poniendo las bases de la Europa del siglo XXI, con una Rusia que vuelve a ser la gran potencia del Este y exige que se la trate como tal

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Cinco castillos impresionantes donde soñar con Juego de Tronos

ABC VIAJAR. Ya no son el hogar de guerreros feroces. Pero algo del aroma de otros tiempos permanece en estas fortalezas con mucha historia

Más información en VIAJAR

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.