Internacional

Internacional

La conversación secreta entre Gérard Depardieu y François Hollande

Día 05/01/2013 - 18.54h
Temas relacionados

Aunque se desconoce quién tomó la iniciativa, sí se sabe que el presidente francés quería saber si el actor piensa o no exilarse «definitivamente»

Gérard Depardieu y François Hollande han tenido una larga conversación telefónica «franca y directa» sobre fiscalidad confiscatoria, exilio fiscal, destierros, intimidades amorosas y poesía francesa.

Según el actor, sería el presidente de la República quien habría tenido la iniciativa de la llamada, que habría durado una hora y media larga. Según los embarazados portavoces oficiales del Elíseo, la llamada habría sido «cosa» del actor y «solo duró poco más de media hora».

En cualquier caso, se trata de un diálogo excepcional. Un presidente acusado de practicar la fiscalidad confiscatoria y un actor célebre, que acaba de recibir la nacionalidad rusa, invitado por Vladimir Putin a instalarse en Moscó o San Petesburgo, hablan «a tumba abierta» de un escándalo candente e inflamable, sin intermediarios.

Le Figaro destaca la noticia a toda página, a primera, por arriba, y afirma que, según sus fuentes, Valérie Trierweiler, compañera sentimental de Hollande, habría oficiado de «intermediaria», consciente que el caso Depardieu se ha convertido en una cuestión nacional. Trierweiler desmiente tales oficios «celestinescos».

Todas las fuentes coinciden en lo esencial. Hollande quería saber de primera mano si Depardieu piensa o no exilarse «definitivamente». Depardieu aprovechó la «percha» para insistir en sus quejas de fondo: «Es intolerable que un primer ministro -Jean-Marc Ayrault- trate de lamentable y despreciable a un actor que ha consagrado su vida a defender la obra de los grandes escritores franceses, en Francia y en el extranjero».

Según Le Figaro, Depardieu también habría protestado a Hollande contra el comportamiento de Michel Sapin, ministro del trabajo, al que trata de este modo: «Es un viejo colega de colegio. Algunas de sus cosas me han hecho mucho daño. Pero no se puede olvidar la complicidad de los niños que se han peleado juntos en el patio de un colegio».

Con su legendaria habilidad verbal, Depardieu da una nueva «vuelta de tuerca» a su caso: «La prensa francesa se ha vuelto insoportable. Necesito alejarme y ver las cosas con alguna perspectiva. Es muy injusto que se trate de la manera que lo hizo Ayrault. Mi padre no sabía leer ni escribir. Yo he consagrado mi vida a la poesía y la cultura francesa».

Mientras se espera su instalación en su nueva residencia belga, Depardieu continúa haciendo una vida tranquila, en París. Sus apariciones imprevisibles en su restaurante son muy apreciadas en su vecindario. Su mansión, de 50 millones de euros, sigue sin encontrar comprador.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Comentarios:

Sigue ABC.es en...

La media tostada

Hace tiempo que, después de desayunar en una barra, convido a café y bollo a Willy, un nigeriano que suele estar delante de la puerta

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Las iglesias con un diseño más radical y diferente del mundo

P. SANTAMARÍA. Sorprendentes templos que compiten en diseño con las grandes obras de la nueva arquitectura

Más información en VIAJAR

Últimos vídeos

El FBI libera a 105 menores víctimas de explotación...

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.