Internacional

Internacional

Las Pussy Riot denuncian a quienes utilizan su nombre para enriquecerse

Día 23/11/2012 - 03.14h
Temas relacionados

En Moscú se venden camisetas con su logo y editan un libro sobre las rockeras sin su permiso

«Nuestro grupo fue creado en gran medida para luchar contra el mercantilismo. Nunca permitiremos que nuestro nombre sea registrado como marca para enriquecernos», sostiene Ekaterina Samutsévich, la única integrante de Pussy Riot enjuiciada que fue puesta en libertad.

Sus otras dos compañeras, María Aliójina y Nadezhda Tolokónnikova, cumplen actualmente una pena de dos años de reclusión en campos de trabajo por improvisar un concierto en el altar de la Catedral de Cristo Salvador de Moscú, el pasado febrero, en el que imploraron a la Virgen María que expulse del poder a Vladímir Putin. Las jóvenes fueron detenidas en marzo y, el 17 de agosto, fueron declaradas culpables de «gamberrismo motivado por odio religioso».

La editorial «Exmo» provocó este jueves un verdadero escándalo al anunciar la inminente publicación de un libro sobre las Pussy Riot sin el consentimiento de sus componentes. Los 4.000 ejemplares impresos están en el almacén a la espera de que el abogado Mark Feiguin, que hasta el lunes defendió a Tolokónnikova y Aliójina, hable con ellas.

Feiguin había iniciado conversaciones con los editores. Pero, sin llegar a ningún acuerdo, éstos continuaron adelante con el lanzamiento del libro. El letrado intentó también, aunque sin éxito, registrar la marca Pussy Riot ante las autoridades rusas; iniciativa que, al parecer, se hizo a espaldas de las interesadas.

En un comunicado emitido desde el penal de Mordovia, donde se encuentra recluida, Tolokónnikova dijo estar molesta «por la discusión financiera y la marca». «El dinero es polvo (...) lo que yo necesito es libertad, pero no para mí, sino para mi país», recalcó.

Kevin Drost, gerente de la consultora de marketing norteamericana Prophet Brand Strategy, asegura a la agencia británica Reuters que, debido a la inmensa fama adquirida en todo el mundo, la marca Pussy Riot podría generar en los próximos dos años un beneficio de unos dos millones y medio de dólares entre giras, películas, documentales, contratos de grabación y venta de camisetas con el logo y otros artículos.

Madonna, que en un reciente concierto en Moscú apareció con el nombre de Pussy Riot pintado en la espalda, vende camisetas del conjunto punk ruso a través de su web. Según la superestrella estadounidense, el dinero se envía a Rusia para sufragar los gastos en abogados de las chicas. Lo mismo está haciendo la cantante islandesa Bjork.

Sin embargo, Samutsévich niega que hayan recibido ni un céntimo y que se haya firmado acuerdo alguno con nadie al respecto. «No pensamos vender camisetas con nuestra imagen», subraya.

Banda no registrada

Sin embargo, en Moscú no es difícil encontrar en los mercadillos para turistas camisetas con la foto estampada de las rockeras, guitarra en mano, con la máscara que las ha hecho famosas y con el puño levantado. Pero la comercialización de estos recuerdos, según ellas, no está yendo a parar a sus cuentas corrientes.

Pussy Riot no ha concluido contratos de grabación con ningún estudio y, al no estar registrada la banda, no existe control sobre la utilización del nombre. Por tanto, no puede apelar a ningún derecho de autor.

Compartir

  • Compartir

Temas relacionados
publicidad
Consulta toda la programación de TV programacion de TV La Guía TV

Comentarios:

Sigue ABC.es en...

La comida de la conspiración

Tres expresidentes se reúnen en torno a una mesa. Madrid intriga a todas horas

Lo último...

ABC Viajar

Viajes

Los mejores restaurantes sostenibles de España

GUÍA REPSOL. Una nueva forma de entender la cocina

Más información en VIAJAR

Copyright © ABC Periódico Electrónico S.L.U.