z

 

 

 


Las armas del Príncipe de Asturias [pág 3]

Por MANUEL RODRÍGUEZ DE MARIBONA
Genealogista

Otras armas


En cambio en el Reino de Navarra el Heredero a la Corona usaba las mismas armas que el Monarca pero diferenciando con una distinta combinación, y así vemos que, por ejemplo, el Príncipe de Viana usó un partido de Aragón y Aragón-Sicilia, y brochante un palo cuartelado de Navarra y Evreux. En Aragón se seguiría idéntica costumbre que en Castilla, no diferenciando el Príncipe Heredero sus armería con respecto a la de su padre, aunque en época de Pedro IV el Ceremonioso (1336-1387) se intentó usar el sistema de brisuras para los Infantes, como influencia francesa, pero sin lograr establecerse. Su hijo mayor utilizaría un lambel, y el segundogénito también el lambel, pero cargado de un águila.


Será con el establecimiento de la dinastía de los Austrias en España, y como ya se hacía en otros paises europeos, cuando se comienzan a utilizar las brisuras en las armas de los Príncipes de Asturias, añadiendo generalmente el lambel de tres dientes o pendientes, que se representará de plata o de azur. De este modo lo podemos ver en las armas del Príncipe Don Carlos, luego Carlos I, con el citado lambel de plata. Posteriormente con el Príncipe Don Felipe, que reinó como Felipe II, veremos la misma brisura. En la Real Armería se custodia una testera de caballo con las armas de Don Felipe cuando aún era Príncipe, en las que figuran el lambel de tres pendientes que usaba. Por el material en que se reflejan no se puede saber si este lambel era de plata o de azur. Las de su hijo, el Príncipe Don Carlos, traen lambel de plata o de azur. A su vez el Príncipe Don Felipe, hermano del anterior y que reinó como Felipe III, variará en algunos casos el lambel de plata por uno, también de plata, pero ondeado de azur. El también Príncipe Don Felipe, luego Felipe IV, usó lambel de plata, así como su hijo, el Príncipe Don Baltasar Carlos, que brisó con el lambel de azur.


Todas estas armas que usaron los entonces Príncipes de Asturias se recogen en los blasonarios de la Orden del Toisón de Oro, de mediados del siglo XVI, que se conservan en la Real Academia de la Historia, y en la Biblioteca del Palacio Real de Madrid. Tenemos además un dato que confirma el uso real de estas brisuras, referido en unas instrucciones escritas que Ambrosio de Morales daría para la sepultura del Príncipe Don Carlos, fallecido en el año 1568, y por expresa indicación del Rey Don Felipe II, en las que se especificaba que... «las Armas del Príncipe son las mismas que las del Rey... y después desto se ha de poner su lambeau azul que atraviesa sobre Castilla y Aragón, con sus tres dientes pequeños, que assi lo manda el Rey...». En estas instrucciones se trata de los colores de la librea del Príncipe, que serán amarillo, negro y blanco, con los que se le hará una bandera llamada corneta, dividida en tres franjas horizontales, en los mismos colores.
Con el establecimiento de la Casa de Borbón, apenas se utilizará esta diferencia en las armas del Heredero a la Corona. Vemos en el Panteón Real del Escorial que figuran en algunos de los escudos una serie de brisuras, pero que al ser de fábrica moderna no se debieron utilizar nunca por sus titulares, como nos indicó en sus investigaciones Fernández de Bethencourt.

Regia estirpe


La diferencia que sí se ha mantenido durante estos reinados, al menos desde Felipe IV, y sobre todo con la Casa de Borbón, ha sido la corona, siendo para el Rey cerrada con las ocho diademas de perlas, y para el Príncipe, en cambio, también cerrada, pero con sólo cuatro diademas, como se ha hecho en las recientes armas de Don Felipe. Esto lo podemos ver, por ejemplo, en un informe que se conserva en el Archivo de Palacio, del cronista rey de armas don Juan José Vilar y Psayla (1830-1894), sobre las Armas del Príncipe de Asturias, que nos dice:


El Escudo de armas que corresponde usar a S.A.R. el Sermo. Señor Príncipe de Asturias, puede cuartelarse con las armas de Castilla y León, y las de Granada, con el Escusón de Borbón sobre el todo: timbrando el escudo con la Corona peculiar de Príncipe de Asturias, que es de igual forma que la Real, con la diferencia de llevar solamente cuatro diademas.
Puede cuartelarse el Escudo poniendo como escusón las armerías antedichas sobre las de Aragón, que es el primer cuartel, Sicilia, Austria, Borgoña, Parma, Toscana, Brabante, Flandes, Tirol; pero timbrándolas con la Corona de Príncipe; resultando entonces el escudo completo que usan sus Augustos Padres, puesto que proceden ambos de un mismo tronco y regia estirpe.
Este escudo completo del que nos habla Vilar es el que conocemos como armas personales o Escudo Grande, que se diferencian del Escudo Pequeño o armas oficiales que hemos ido viendo, al incluirse todas las Armas Dinásticas: Borbón-Anjou, Castilla y León, Aragón, Granada, Sicilia, Jerusalén, Austria, Flandes, Borgoña, Tirol, Brabante, Parma (Farnesio) y Toscana (Médicis). Aunque estas armas han sido llevadas tradicionalmente en la Monarquía española, en la actualidad el Rey no las utiliza.


Cuando se solicitaron por parte de la casa Real informes para la recuperación de las armas propias del Príncipe Heredero, había un cierto interés en que en éstas figurase la Cruz de Asturias. Sin embargo se aconsejó lo contrario, porque en un escudo personal, como el que ha de usar el Príncipe, heredado de su Familia por derecho de sangre, no se pueden introducir armas de naturaleza diferente, como son las territoriales del Principado de Asturias. Por esta misma razón en los escudos de los reyes de Castilla y León, nunca hemos visto incluida la Cruz de la Victoria sobre fondo de azur, cuya existencia es mucho más reciente que el resto de los escudos reales. Este planteamiento, según Ceballos-Escalera, quizás se pueda basar en el error de compararlas con las armas de los Príncipes Herederos de Francia, y que combinan con las territoriales del Delfín. Sin embargo no es comparabe, al ser en este caso su uso por la herencia de sangre de sus antepasados los Delfines de Viennois, que ya empleaban estas armas incluso antes de su unión con Francia.



[volver página anterior ] 




>>
[ Los títulos del Príncipe-  La dignidad de Príncipe de Asturias]

 

Volver índice Príncipe


© 2004-2006  Diario ABC S.L.U. Reservados todos los derechos. Resolución óptima 800x600 px. Navegadores 4.0 o superiores.