Vídeo: George Lucas impresionado con el Episodio VIII

El rayo de la muerte nazi, la purga de los templarios y otros secretos históricos de Star Wars

La saga de George Lucas es, esencialmente, un wéstern protagonizado por samuráis, templarios y nazis en el espacio

Actualizado:

Las referencias cinematográficas de George Lucas para crear su obra maestra son fácilmente rastreables conociendo sus gustos por el Far West, la ciencia ficción clásica y el cine asiático. Star Wars es, esencialmente, un wéstern protagonizado por samuráis en el espacio. Más difícil es encontrar la mezcolanza de referencias históricas que envuelve la obra de Lucas. Templarios, nazis y milicianos de la resistencia configuran la mitología de un mundo que Disney amenaza, por saturación, con estrujar hasta que no quede nada.

Tatooine/ Casablanca

El paralelismo entre el planeta de Tatooine, donde vivió Anakin Skywalker y años después su hijo Luke, con Casablanca incluso se deja ver en la estética, entre otras cosas porque la mayor parte de las escenas de «Una Nueva esperanza» (1977) se rodaron en su día en el Norte de África. La icónica taberna de Mos Eisley donde toca, una y otra vez (como el pionista Sam), la misma canción la banda de la cantina bebe directamente de «Casablanca» y su inmortal Rick's Cafe regentado por Humphrey Bogart. El propio Han Solo es una suerte de Rick con menos años y una nave espacial.

A nivel histórico, la intermitente presencia de las tropas imperiales en Tatooine, dominado tradicionalmente por los señores del crimen, recuerda a la incapacidad que tuvieron las tropas nazis de imponer su autoridad en las colonias francesas por su lejanía. Casablanca, como Tatooine, son tierras de paso.

En este mismo planeta, la actividad «guerrillera» de los moradores de las arenas, saqueadores tusken, recuerda a numerosos insurgentes que han actuado en territorios desértico tales como los saharauis o los talibanes.

Jedis/ Caballeros andantes

George Lucas quedó fascinado en su juventud con «Los Siete Samuráis», de Kurosawa. Las películas de samuráis que cautivaron al joven George Lucas no solo le dieron el nombre a la orden Jedi («Jidai» es prácticamente la transcripción fonética de Jedi en inglés), sino también a la estética y a los combates a espada. La religión de los Jedi, sacerdotes guerreros, es de carácter naturalista centrada en la Fuerza, una energía que impregna todo el universo.

En este sentido su ideología se nutre también del bushidō, un código ético estricto y particular al que muchos samuráis (o bushi) entregaban sus vidas, que exigía lealtad y honor hasta la muerte. Por momentos, los jedis son caballeros andantes capaces de sacrifircarse por una causa noble.

En la última triología que dirigió George Lucas, los jedis participan, además, en el gobierno de la República con funciones diplomáticas y consultivas. Frente a ellos, una secta surgida del mismo culto, los señores Sith, obtienen similar poder a partir del odio y el fanatismo autoritario. Más allá de su inspiración oriental, los jedis son una versión intergaláctica de los Caballeros Templarios, la orden de monjes guerreros que se encargaron de proteger los lugares considerados sagrados por el Cristianismo y que ejercieron un importante papel político en la Edad Media. Con ellos comparten el voto de castidad, que les prohibía mantener relaciones sexuales, y la delicada relación con el poder terrenal. La fidelidad a la República, como la de los templarios con el Papa, condenó a los jedis.

El origen de Yoda

No, George Lucas no conocía a Jordi Pujol cuando creo a Yoda, el maestro más sabio y longevo de la orden Jedi. El ya fallecido Stuart Freeborn se inspiró para dar vida a Yoda en su propio rostro y en el científico Albert Einstein. Su nombre resulta familiar con el de Buda, figura central del Budismo del que Lucas tomó prestados muchos elementos del culto a la Fuerza. Aunque el origen más probable es el hebreo «yodea» (el que sabe) o del sanscrito «yoddha» (guerrero).

Curiosamente, Yoda recuerda a la imagen de un manuscrito medieval de origen francés que data de 700 años atrás, descubierta por el historiador y bibliotecario británico Julian Harrison. El manuscrito cuenta la historia bíblica de Sansón, entre cuyas ilustraciones aparece un pequeño demonio verde similiar al maestro jedi.

Segunda Guerra Mundial/ La Guerra Galáctica

Sin duda la más clara inspiración histórica del conflicto que mantiene el Imperio galáctico contra la Alianza Rebelde está en la Segunda Guerra Mundial. El Imperio galáctico, con su obsesión por esclavizar a los seres que considera inferiores, como los Wookiees, cree que la especie superior es la humana al igual que los nazis creían que era la raza aria. Para esclavizar al resto de especies, el imperio se valió de centros similares a los campos de concentración nazi, con jaulas (celdas) pequeñas y trabajos forzados.

Como la Segunda Guerra Mundial, la Guerra Civil Galáctica solo terminó, al menos en Europa, cuando desaparecieron los líderes del Imperio. El particular Día-D de la Alianza Rebelde acontece con la destrucción de la Segunda Estrella de la Muerte, con la mayor concentración de cruceros y naves de tamaño medio vista en la historia de los rebeldes.

Orden 66/ Caída de los templarios

La Orden 66 por la que Darth Sidious aniquiló a los jedis a finales de las Guerras Clon encuentra una referencia directa a la persecución de los templarios por parte del Rey de Francia. El 12 de octubre de 1307, a la salida de los funerales de la condesa de Valois, el maestre templario Molay y su séquito fueron arrestados y encarcelados en París. Durante la madrugada del viernes 13, la mayoría de los templarios franceses fueron apresados y sus bienes confiscados bajo pretexto de la Inquisición. La resistencia militar fue mínima a causa de la avanzada edad de los guerreros que permanecían en Francia. Los jóvenes se encontraban preparando la inminente cruzada en la base de Chipre, donde también fueron perseguidos hasta que se disolvió la orden.

La persecución tras la proclamación del Imperio galáctico no solo afectó a los jedis. Darth Sidious dio caza en esas jornadas a la oposición política, como hicieran los nazis durante la Noche de los cuchillos largos, una purga que tuvo lugar en Alemania sobre los elementos más incómodos al régimen entre el 30 de junio y el 2 de julio de 1934. La mayor parte de los asesinatos los llevaron a cabo las SS (Schutzstaffel), un cuerpo de élite nazi, y la Gestapo, la policía secreta del régimen. En el caso de la Orden 66 fueron los soldados Clon.

Darth Vader y los Stormtrooper/ Samuráis nazis

El aspecto de las armaduras imperiales, y del propio Darth Vader, recuerda de forma clara a los guerreros samuráis. No obstante, este samurái de armadura oscura tiene también claras referencias nazis. Lucas se inspiró en los cascos negros de los cazas que utilizaron los Nazis durante la segunda Guerra Mundial, además de en los uniformes de las SS para el cuadro de mandos imperial. En el caso de Wilhuff Tarkin, interpretado por Peter Cushing, el parecido físico con Joseph Goebbels, ministro de propaganda del Tercer Reich, está buscado adrede.

Estrella de la muerte/ Espejo de la muerte nazi

El concepto de la Estrella de la Muerte, la base Starkiller y el resto de tecnologías de destrucción masiva está basado en el proyecto Sonnengewehr, el plan científico más ambicioso del régimen socialista nacional. A medio camino de las leyendas más inverosímiles sobre experimentos alemanes, se dice que los científicos de este país intentaron desarrollar una especie de espejo de la muerte que proyectara, como supuestamente logró Arquímedes, una luz destructiva a lo largo de tres kilómetros cuadrados.

Una tecnología que los nazis nunca pudieron desarrollar, como tampoco lo consiguieron con las armas atómicas, que sirvieron a EE.UU. para que Japón se rindiera sin realizar más disparos. En la Segunda Guerra Mundial las bombas atómicas fueron las particulares estrellas de la muerte.

Carrera de vainas/ Espectáculos romanos

La carrera de vainas de «La Amenaza Fantasma» y la condena a muerte en un coliseo frente a las bestias del «Ataque de los clones» hacen referencias claras a las carreras de cuadrigas en la Antigua Roma y a las luchas de gladiadores, respectivamente. Obi Wan, Anakin y Amidala se enfrentan a una auténtica «exposición a las bestias» en el II episodio, que en Roma hubiera consistido en arrojar a convictos desarmados a la arena para que fueran devorados por leones, tigres, osos o lobos. En la película, los monstruos son todavía más terribles.

Por su parte, las carreras de cuadrigas, popularidadas por la película Ben-Hur, llegaron a ser en Roma un deporte con un seguimiento masivo, que incluso organizaba a los corredores por equipos. Estos espectáculos lograron un entusiasmo parecido al que se vive hoy con el automovilismo.

El origen romano de Palpatine

Se desconoce de dónde sacó Lucas la palabra Palpatine, el nombre del Emperador que domina la galaxia, pero podría venir del término inglés «palatine», que significa «relativo o concerniente al palacio». En este sentido, el Monte Palatino es en la mitología romana donde Rómulo y Remo fueron encontrados y criados por una loba y donde años más tarde se ubicó el palacio del Emperador Romano.

Además, Palpatine, como Hitler, ascendió al poder por vías democráticas y desde su posición destruyó la república. El paralelismo con él es obvio, al igual que con otros dictadores

Caída de la República/ Ascenso de Augusto

También siguiendo con las referencias al Imperio Romano, la caída de la República recuerda a la forma en la que el Senado romano concedía en caso de guerra «imperium supremo» a un cónsul para hacerse cargo de la defensa de Roma. Concretamente, en los últimos años de la República, César Augusto acumuló poderes y concesiones del Senado hasta establecer, sin giros bruscos, los cimientos del sistema imperial que, como en Star Wars, colocó al senado en un segundo plano.

«Así es como muere la democracia, con un estruendoso aplauso», afirmaría la senadora Padme Amidala, interpretada por Natalie Portman, cuando se alzó Palpatine como máxima autoridad galáctica. Se dice que justo las últimas palabras de Augusto fueron: «Acta est fabula, plaudite» (La comedia ha terminado. ¡Aplaudid!).

Referencias bíblicas

La esclava Shmi Skywalker aseguró que había concebido a su hijo sin padre, supuestamente a través de los midiclorianos (la esencia de esa energía mística llamada Fuerza). Una suerte de Mesías que vive en una tierra desierta tal que Judea. En este sentido, Anakin Skywalker fue presentado por Qui-Gon Jinn ante la Orden Jedi como el Elegido de la Profecía destinado a destruir a los Sith y traer el equilibrio a la Fuerza. El elegido, el mesías...

Federación Comercial/ Compañía británica

En la malograda trilogía que Lucas rodó a modo de remake de las películas clásicas, la trama central se sitúa en las disputas entre la malvada Federación de Comercios y el Senado Galáctico. Esta organización comercial bebe directamente de la Compañía Británica de las Indias Orientales, una empresa privilegiada formada en septiembre de 1599 por un grupo de empresarios ingleses con el propósito de monopolizar el comercio con las Indias Orientales, rivalizando a su vez con la compañía privada que usó las Provincias Unidas con este mismo fin.

La Federación de Comercio que aparece en «La Amenaza Fantasma», «El Ataque de los clones» y «La Venganza de los Sith» fue un conglomerado de transporte y comercio tan poderoso que tuvo sus propios representantes en el Senado Galáctico. La Federación a menudo obligaba a los planetas a firmar contratos exclusivos, lo que en varias circunstancias les daba la capacidad de bloquear planetas y controlar la política del sistema. Como parte de la Compañía Británica, también igual de ambiciosa, la Federación de Comercio fue nacionalizada por el recién formado Imperio Galáctico.

Nueva Orden/ El resurgir de la ultra derecha

Años después de la destrucción de la Segunda Estrella de la muerte y del Imperio, un grupo de nostálgicos del viejo régimen se hace fuerte otra vez durante los hechos narrados en «El Despertar de la Fuerza». Un símil perfecto con el resurgimiento de la extrema derecha en Europa, especialmente en Alemania, al calor de la crisis económica y del desencanto hacia la política convencional.

La Alianza Rebelde/ La Resistencia galáctica

En la nueva saga estrenada en 2015, Disney sustituyó la Rebelión directamente por la Resistencia. En ambos casos la inspiración de esta organización clandestina y perseguida por los rincones del Imperio está en los grupos que se crearon en los países ocupados por el Régimen nazi.

El grupo más conocido, pero no por ello más eficaz, de estos disidentes fue el movimiento que se desarrolló en la Francia ocupada. Mientras el país era gobernado desde Berlín, se organizaron dispersos núcleos clandestinos contra la invasión extranjera. El sabotaje de las líneas de suministro militar, las operaciones militares de bajo impacto contra las tropas de ocupación y las fuerzas del régimen de Vichy y la difusión de una amplia prensa clandestina fueron las principales actividades de «La Résistance», que, a través de los conocidos como maquis, afianzaron su área de acción sobre las zonas montañosas de Bretaña y del sur de Francia.