Fernando de Magallanes

El navegante de Carlos I que murió lanceado por una tribu filipina en la primera vuelta al mundo

Solo 18 hombres de los 234 que formaban la expedición sobrevivieron a la primera circunvalación a la tierra

Actualizado:

Fernando de Magallanes, que murió hace justo hoy 495 años, pasará a la historia como uno de esos personajes que se quedó a las puertas de la gloria. Este aventurero y navegante portugués propuso a Carlos I de España una ruta alternativa para comerciar con Asia sin necesidad de emplear las ya establecidas por la corona portuguesa. La flotilla de cinco barcos zarpó el 20 de septiembre de 1519 de Sanlúcar de Barrameda con dirección a América.

Precisamente cuando la expedición estaba bordeando la zona más sur del continente una tempestad estuvo a punto de echar al traste a la mayoría de barcos. Además, vieron allí el llamado fuego de San Telmo, un fenómeno atmosférico que interpretaron como una señal divina. Antes de desaparecer, la luz se hizo tan intensa que durante un cuarto de hora los marineros caminaron ciegos pidiendo clemencia.

Sin embargo, lo peor estaría por llegar en la travesía por el océano Pacífico. No descubrieron ningún punto de tierra firme, por lo que la hambruna y el escorbuto azotaron a su tripulación. El cronista de la expedición lo narra así:

«La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia. Además, tenía un olor fétido insoportable porque estaba impregnada de orina de ratas. El agua que bebíamos era pútrida y hedionda».

«La galleta que comíamos ya no era más pan sino un polvo lleno de gusanos que habían devorado toda su sustancia»

Solo la nao Victoria completaría la vuelta al mundo. Uno de los barcos naufragó, otro se dio la vuelta a la altura del Estrecho de Magallanes, otro fue abordado por los portugueses y otro fue abandonada por los propios españoles. Después de tres años de travesía, el 6 de septiembre de 1522, Juan Sebastián Elcano junto con 17 hombres desnutridos y enfermos desembarcó en el puerto gaditano de Sanlúcar de Barrameda, tras recorrer unos 80.000 kilómetros.

Solo 18 hombres de los 234 que formaban la expedición sobrevivieron. No estaba entre ellos Fernando de Magallanes. Un enfrentamiento con una tribu local en las Islas filipinas le costó la vida. Durante la contienda contra un millar de indígenas, uno de ellos le clavó una lanza en la pierna a Magallanes. En ese momento todos los indígenas corrieron a él y lo lancearon. Juan Sebastián Elcano tomó el relevo.